Sujeto condenado a 10 años de cárcel por Acoso Sexual y Violación en Menor o Incapaz Tentada

Soledad Menjivar; julio 11, 2018

Chalatenango La Unidad de Delitos de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familias de esta sede Fiscal, logro pena de prisión de 10 años, contra José Esteban Guevara Erazo, de 46 años; luego de que un Tribunal lo declarar culpable de los delitos de Acoso Sexual y Violación en Menor o Incapaz Tentada, en perjuicio de una Mujer con retraso mental con un desarrollo psíquico retrasado o incompleto, de 37 años; los hecho venía ocurriendo desde inicios del año  2016 hasta el mes de noviembre del mismo año, en el municipio de San Ignacio, del departamento de Chalatenango.

El imputado José Esteban Guevara Erazo, fue intimado con Orden Administrativa en el penal de Mariona, el 28 de Agosto de 2017,  donde guarda prisión por estar condenado por otro delito; y fue llevado a vista pública, el 6 de julio de 2018, al Tribunal de Sentencia de Chalatenango, donde la representación Fiscal, conto con la declaración anticipada en Cámara Gesell de la víctima, estudio social forense, peritaje psicológico, peritaje psiquiátrico del acusado, declaración de testigos y abundante prueba documental.

Al final de audiencia, el Juez de la causa valido toda la prueba, condenando al acusado José Esteban Guevara Erazo, a tres años de prisión por el delito de Ascoso Sexual y siete años de prisión por el delito de Violación en Menor o Incapaz Tentada; haciendo un total 10 años de prisión.

En la versión de los hechos consta que el acusado llego en varias ocasiones a casa de la víctima, y sin permiso entraba, mostraba sus partes íntimas y masturbaba frente a la víctima, luego se retiraba; por esta razón la victima decidió mantener con llave la casa, pero este comenzó a llegar casi todas las noches y le decía que tuvieran relaciones sexuales, y si ella accedía le daría 10 dólares.

El noviembre del año 2016, la victima llegó a su casa y cuando  sacaba llave a la puerta, el acusado la garró por atrás, la abrazó por detrás,  la arrastró hacia atrás de la casa y el sujeto le decía: “te voy a violar para quitarme las ganas”, al mismo tiempo que le comenzó a tocar sus partes íntimas, fue ahí cuando ella gritó y llegó un familiar que la auxilió; el acusado comenzó a discutir con el familiar, quien le dijo que se fuera que iba a llamar a la policía.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS