Por mala praxis es condenado médico del ISSS en Santa Ana

Arturo Villeda; noviembre 1, 2018

Santa Ana. Fiscales de la Unidad de Vida e Integridad Física de la oficina de Santa Ana, demostraron luego de presentar recursos y Casaciones, y diferentes pruebas que un médico del Hospital Regional del Instituto Salvadoreño del Seguro Social, que actuó con negligencia e imprudencia, incurriera en el delito de Lesiones Culposas, en perjuicio de un paciente al que un daño hipóxico (poco oxígeno) que la llevó a quedar en estado vegetal.

Según explicó el jefe de la oficina Fiscal de Santa Ana, Max Muñoz, la Unidad de Vida de la participó desde el lunes a 29 hasta el miércoles 31 de octubre, en una Vista Pública contra el Dr. Carlos René Linqui López, por  el delito de Lesiones Culposas (mala praxis), en perjuicio de Maritza N., hecho sucedido el 30 de mayo del 2011.

En este caso ya había existido una sentencia  absolutoria en el año 2015, la cual fue apelada, y que fue confirmado el absolutorio, por la Cámara de Lo Penal, por lo que se presentó Recurso de Casación Penal resolviendo la Sala de lo Penal, la reposición del Juicio. La víctima producto de esta mala praxis, quedó parapléjica.

La relación de los hechos describen que la víctima fue intervenida quirúrgicamente el 30 de mayo de 2011, puesto que presentaba un problema de Hernia Discal a nivel de L4 y L5, que era preciso retirar, por lo que el imputado Carlos René Linqui López, programó una disectomía lumbar; el problema se presentó en el transoperatorio, cuando un descuido del cirujano provocó el rompimiento de una arteria o vaso sanguíneo en el lugar de la incisión, produciéndose un sangramiento severo que no logró ser controlado.

A pesar de que se intentó reponer los líquidos que la paciente perdía con el sangramiento, dos horas después de aparecer el sangramiento, la paciente entró en paro cardiocirculatorio que se prolongó por más de diez minutos, lo que produjo en la víctima un daño hipóxico que la llevó a quedar en estado vegetal.

Durante la vista pública, se condenó por parte del Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Ana, al Neurocirujano Linqui López, a dos años de pena principal y subsidiaria la inhabilitación de la profesión durante ese periodo, además de pagar $5,000 en concepto de responsabilidad civil.

 

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS