Pandilleros de la MS condenados a 48 años de cárcel por doble homicidio

Soledad Menjivar; marzo 31, 2017

Santa Ana. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e integridad Física de la oficina Fiscal de Santa Ana, logró que dos miembros de la Mara Salvatrucha, fueran sentenciados a 48 años de prisión, después que el Tribunal Primero de Sentencia de esta ciudad, los encontrará culpables del delito de Homicidio Agravado, en perjuicio de José David Peñate Sáenz e Irvin Mauricio Juárez Arriola, hecho cometido en el caserío Las Mezas, cantón Ayuta, el 2 de enero de 2016.

El jefe de esta oficina fiscal Carlos Herrera detalla que los imputados son los hermanos Rolando Antonio, alias “perol”, de 26 años de edad, y Samuel Osmin, alias de 22 años, ambos de apellidos Trigueros Zeledón, quienes fueron llevados a la vista pública, el 29 de marzo de 2017, donde la fiscal del caso acredito abundantes elementos de pruebas, con las cuales demostró la participación de los acusados de manera individual en el doble homicidio.

Al finalizar los alegatos de las partes, el Tribunal valido las pruebas presentadas por la Fiscalía, emitiendo un fallo condenatorio contra los hermanos Trigueros Zeledón, de  24 años de prisión por cada homicidio, sumado 48 años de prisión, para cada uno de los imputados.

Consta en el expediente Fiscal, que el 2 de enero de 2016, los jóvenes José David Peñate Sáenz e Irvin Mauricio Juárez Arriola, se conducían sobre la calle principal del caserío las Mezas, cercas del Centro Escolar de dicho lugar, en el  del cantón Ayuta, de la jurisdicción de Santa Ana, los interceptan siete sujetos, entre ellos los hermanos Trigueros Zeledón, todos vistiendo ropas oscuras, portando corvos, y Rolando Antonio, además llevaba un arma de fuego.

Los pandilleros les gritan a las dos víctimas, quienes se detienen y voltean a ver, David Peñate, portaba una lámpara en sus manos, con la cual alumbra el rostro de los sujetos y en ese momentos, Rolando Antonio, alias “perol”, les hace un disparo, ante esto los jóvenes intentan correr, pero  “perol”, les continua disparando, impactan en las espaldas de las víctimas, provocándoles la muerte.

Estando ambas víctimas en el suelo, el resto de pandilleros se acercan a Irvin y comienzan a darle con los corvos que portaban, en diferentes partes del cuerpo, para luego retirarse del lugar, dejando los cuerpos sin vida, los cuales fueron reconocidos posteriormente.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS