Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

Pandilleros de la 18 condenados a 40 años de cárcel por dos Homicidios

Por ; mayo 4, 2017

Ahuachapán.  La Unidad de delitos a la Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Ahuachapán, logró que cinco pandilleros de la 18, fueran encontrados culpables por un tribunal, al imputarles los Homicidios Agravados, de Zuleyma Cenizales Albanes de Martínez y Moisés Antonio Martínez Cenizales, hecho ocurrido en el Caserío Los Recinos, Cantón El Salitrero, del Municipio de Atiquizaya, el  12 de noviembre de 2015.

Los imputados fueron identificados de acuerdo al documento de identidad (DUI), como: Francisco Elí Peraza Contreras, alias “Paco”, de 27 años; Jesús Adalberto Martínez Monchez, de 50 años, Walter Adonay Pinzón Ramírez, alias “calceta”, de 30 años; Gerson Giovanni Castro Granadino, alias “Negro”, de 29 años, y José  Mauricio Rosales Figueroa, alias “Chapulin”, de 18 años de edad; todos miembros de una peligrosa estructura de la pandilla 18, que opera en la Atiquizaya, manifestó el Jefe de esta sede Fiscal, Cristobal Hernández.

La vista Publica se desarrolló  en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, del 29 de Abril al 2 de mayo de 2017, en contra  los cinco imputados, acusados del Homicidio Agravado de Zuleyma Cenizales Albanes de Martinez y Moisés Antonio Martinez Cenizales, donde  las pruebas aportadas por la representación fiscal, documental, pericial y principalmente la declaración de un testigo protegido, dejo demostrado  ante el tribunal de manera individualizada la participación de cada uno de los pandilleros.

Al finalizar la fase de los debates, el Tribunal declaró a los cinco imputados culpables de los dos homicidios, imponiéndoles una condena de 20 años  por cada homicidio, debiendo cumplir 40 años de prisión, cada uno de los imputados.

En el relato de los hechos consta que el testigo protegido, se dirigía a la casa de Zuleyma  Canizalez, y al llegar a unos metros de la vivienda, observa a dos sujetos y  por temor a ser visto se queda escondido en el interior de una milpa, desde donde logró ver que los sujetos salen corriendo del interior de la casa y que  Francisco Elí Peraza Contreras,  portaba un corvo ensangrentado, dirigiéndose  ambos  a unas galeras que están a unos metros de la casa, y al entrar a la galera, dentro se entraba el resto de los imputados, escuchandose en el interior que una persona de voz femenina  gritaba pidiendo ayuda.

En el interior de la galera los imputados rodean a la víctima Zuleyma Cenizales, quien estaba tirada sobre unas tuzas y fue Jesus Adalberto Martínez Monchez, que con el corvo le pega en dos ocasiones en la cabeza de la víctima, dándose de inmediato a la fuga los cinco sujetos ya mencionados, rumbo a unos cañales. El testigo clave se retira rápidamente del lugar, no dando aviso a la policía porque sentía mucho miedo ya que nunca había presenciado algo como eso y porque sabe que estos sujetos son miembros de la pandilla 18.

Y fue hasta 13 de julio de 2015, que se dio cuenta a la señora a  la que le pegaban con el corvo era la señora Zuleyma Cenizales  y su hijo era quien se encontraba en el interior de la vivienda, justamente de dónde venían saliendo  los imputados Francisco Peraza y  José Rosales.