Mujer condenada a tres años de prisión por obtener DUI en forma fraudulenta

Litzardo Rivas; octubre 5, 2018

San Vicente. Fiscales de la Unidad de Patrimonio de la oficina de San Vicente, demostraron con prueba científica, como ADN, y a través del testimonio de padres y hermanos y otros documentos, el vínculo familiar y la identidad legítima de una mujer, sexagenaria, que enfrentó problemas legales con otra fémina, por utilizar el mismo nombre.

Ambas señoras, se identificaron por más de sesenta años, como Adilcia Hernández, una residente en el municipio de San Ildefonso, del departamento de San Vicente, y la otra en Soyapango, de San Salvador.

La disputa legal de identidad se presentó cuando una de las mujeres llegó al Duicentro de San Vicente, para obtener la extensión de su documento, y resultó que ya existía, otra persona registrada con el mismo nombre.

El Registro Nacional de Personas Naturales, ante el problema y atendiendo la normativa legal del estado familiar, reportó el caso a la sede fiscal de San Vicente, que abrió un expediente por el delito de suplantación y alteración de estado familiar.

Esta acción ilícita está regulada en el artículo 196 del código penal, que establece que “El que, al inscribir en el registro correspondiente, suplantare el estado familiar de otro, mediante el cambio de los datos personales o de filiación, será sancionado de dos a tres años”.

En el juicio en el juzgado de sentencia de San Vicente, el Fiscal del caso demostró con la prueba científica de ADN, y la filiación de los padres y hermanos, quien era la verdadera Adilcia Hernández.

Por lo que la primera mujer que obtuvo el DUI suplantando la identidad, fue condenada a tres años de prisión, que fueron sustituidos por trabajos de utilidad pública. Además, se anuló el documento y se quedó sin identidad.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS