Fiscalía logra una nueva victoria ante el CIADI y éste ordena a Oceana Gold pagar intereses al Estado de El Salvador

Luis Fernández; marzo 28, 2017

El Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI, por sus siglas en inglés) notificó que la empresa minera Oceana Gold (antes Pacific Rim) debe pagar intereses al Estado de El Salvador sobre las costas procesales adeudadas por mencionada trasnacional.

La notificación fue recibida este 28 de marzo por el despacho internacional, Foley Hoag LLP, contratado por la Fiscalía General de la República para representar al Estado salvadoreño ante el CIADI.

El 14 de octubre de 2016, El Salvador gana el laudo arbitral a la empresa Pacific Rim, quien había demandado al Estado salvadoreño por 248 millones de dólares, argumentando que se le habían vulnerado sus derechos comerciales al prohibirle la exploración y explotación minera en territorio nacional.

Luis Parada, abogado de El Salvador ante el tribunal internacional, explicó que la empresa había sido condenada a pagar ocho millones de dólares, en octubre anterior, en concepto de costos procesales incurridos por el Estado salvadoreño desde que había iniciado el proceso. Sin embargo, la empresa minera aún no ha pagado, so excusa que el CIADI no se había pronunciado por los intereses.

“Ahora, Oceana Gold no tiene ninguna excusa para no pagarle al Estado de El Salvador, pues la decisión fue tomada unánimemente por el CIADI. Todo esto ha sido gracias a la insistencia y esfuerzo de la Fiscalía salvadoreña, quien de sus propios recursos puso el dinero para interponer esta nueva demanda, pues soy testigo que se le ha solicitado el dinero al Ministerio de Hacienda y no se obtuvo respuesta, a pesar que el dinero va al Estado, no a la Fiscalía”, explicó Parada.

Con esta resolución, Oceana Gold tiene la obligación de pagar de inmediato lo dictado por el CIADI, de lo contrario, la deuda podría subir en un rango del 2 al 5 por ciento mensual, con base en lo adeudado.

El Fiscal General de la República, Douglas Meléndez, dijo en su oportunidad que: “las empresas deben tener claro que no pueden intimidar a los Estados con demandas millonarias como esta. Ahora son ellos los que deben pagar ocho millones de dólares, por todos los gastos en los que nos hicieron incurrir. Y espero que lo haga lo más pronto posible”, sentenció.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS