FGR ordena la captura de Juez de Sentencia de Sonsonate por el delito de Estafa Agravada

Soledad Menjivar; mayo 23, 2017

Sonsonate. La Fiscalía General de la República ordenó la captura de Gilda María Isabel Cabañas Hurtado, Juez de Sentencia de Sonsonate y Saúl Antonio Álvarez Servando, quienes fueron acusados del delito de Estafa Agravada, en perjuicio de dos personas que poseen régimen de protección, hecho ocurrido en la ciudad de Sonsonate, en febrero de 2016.

Según explicó el jefe de la oficina Fiscal de Sonsonate, Santiago Hernández, ambos imputados fueron detenidos con orden administrativa giradas por la FGR, la juez Cabañas Hurtado, fue detenida el 22 de mayo de 2017, en momentos que se desplazaba frente a Ágape en Sonsonate; mientras que Saúl Antonio Álvarez Servando, fue capturado por el delito de Extorsión, el 13 de marzo del 2017, en Metrocentro de Sonsonate, cuando intentaba recoger la cantidad de 5,000 dólares, que exigía bajo amenazas, en un caso diferentes al expuesto.

La denuncia fue interpuesta el 26 de octubre de 2016, por una de las víctima, quien labora en la oficina de la Procuraduría General de la República en Sonsonate, quien ha manifestado que fue en febrero del 2016, que la juez Isabel Cabañas, amiga de víctima, le propuso el negocio de invertir en la compra de una maquinarias, consistente en dos retroexcavadora y dos camiones de volquete Mack; para lo cual se reunieron en dos ocasiones Metrocentro Sonsonate.

Según la declaración de la víctima, la juez le dijo que la maquinarias estaban siendo subastadas por una entidad internacional, y que su novio Saúl Antonio Álvarez , laboraba dentro de dicha institución extranjera, y él les ayudaría en los tramites.

Ante la propuesta, la víctima acepto realizar la inversión, para lo cual entregó, inicialmente, 4,000 dólares, en la casa de habitación de la juez, ubicada en Urbanización Madre Selva, del municipio y departamento de San Salvador, al señor Álvarez Servando.

Posteriormente le entregó 2,000 dólares a Cabañas Hurtado, fuera de la PGR Sonsonate, y la última entrega lo hizo a través de dos depósitos bancarios de 500 dólares cada uno, en una cuenta de la referida juez; Además una segunda persona amiga de la ofendida, también participo en la referida propuesta de compra del equipo, quien les entregó la cantidad 3,000 dólares.

Durante la investigación Fiscal, se realizaron diferentes pesquisas, que vinculan a los imputados en el delito de Estafa, las cuales fueron agregas al expediente; como son los comprobantes de depósitos bancarios, bitácoras telefónicas, confirmación que el sujeto no laboraba en la Embajada Americana, así como también reporte del Ministerio de la Defensa que este nunca ha pertenecido a la Fuerza Armada, ya que la juez, dijo que su Álvarez era coronel del ejército.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS