Dos Policías condenados a 10 años de cárcel por delitos de Homicidio, en Sonsonate

Soledad Menjivar; junio 4, 2018

Sonsonate. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Sonsonate, logró que un Tribunal encontrara culpables a dos policías, del delito de Homicidio, en perjuicio de Mario Lira Franco; ocurrido el 12 de mayo de 2012, en el cantón Joya de Cerén, del municipio de Izalco, departamento de Sonsonate.

El jefe de esta oficina Fiscal Ernesto López, Informó que los dos imputados fueron identificados como Mauricio Guadalupe Ortiz, alias “Churro” y Héctor Reynaldo Acevedo Hernandez, alias “Teto”,  ambos de 32 años de edad, miembros de la Policía Nacional Civil, que fueron capturados con orden de detención administrativa el dos de septiembre de 2015.

El 30 de mayo de 2018, se instaló la Vista Pública en el Tribunal Primero de Sentencia de Sonsonate, donde la Fiscalía fundamentó la acusación con prueba documental, pericial y principalmente la declaración de tres testigos protegidos clave “Margarita”, “Lucas” y “Lucero”; al final de la audiencia el tribunal declaró culpables a los dos imputado del delito de Homicidio por cómplice necesario; imponiendo la condena de 10 años de cárcel, en arresto domiciliario mientras transcurre el término para impugnar, para cada uno, por haberse vencido la detención provisional.

Los testigos con Régimen de Protección con clave  “Lucas”, “Lucero” y “Margarita”, manifiestan que se encontraban en el Restaurante La Carreta, ubicado en el municipio de San Julián, Sonsonate, donde llegaron los imputados y varios sujetos, quienes planificaban la muerte de Mario Lira; escuchando el testigo “Lucas“, que le preguntaban al “Churro”, sobre como harían con los uniformes policiales que utilizarían y el “Churro”, le contestó que ya todo estaba planificado y que estaban listos los uniformes policiales que iban a utilizar, así como el arma y los vehículos.

El testigo “Lucero”, escuchó a uno de los sujetos decir “Hey, esto si es definitivo se le llegó el día a Mario Lira, ya estoy encabronado y cansado que “Chepe”, solo esté mandando a Mario con los viajes (se dedicaban a llevar personas ilegales a Estados Unidos, según testigos), hoy que el paso esta vergon solo a él lo está mandando, como lo hablábamos la única forma de arreglar esto, es quitándolo del camino para que el patrón me de los viajes nuevamente;  tomando la palabra el “Churro”, expresó “todo esto está planificado, los uniformes, las armas y los carros están listos para mañana”.

El día siguiente la testigo “Margarita”, abordó un pick up, conducido por Mario Lira, observó que detrás del pick-up venia una camioneta, al llegar a la parada conocida como “El Bebedero”, jurisdicción de San Julián, el pick-up realizo una parada para bajar un pasajero y la camioneta paro detrás del pick-up, bajándose los dos imputados, vestidos con uniformes policiales color azul negro, no portaban placas policiales, ni número de  identificación, pero si el emblema de la camisa del uniforme era policial.

El “Churro” y “Teto”, dijeron a los pasajeros “Ningún movimiento este es un asunto personal con el conductor” y esposan a Mario Lira, con las manos hacia atrás, lo introducen a la fuerza al interior de la camioneta, y salen a gran velocidad con destino hacia el desvío de San Julián.

Después de un rato elementos de la Policía Nacional Civil, llegaron al lugar donde estaban las personas que iban como pasajeros en el pick up que conducía Mario Lira, quienes les informaron lo que había sucedido, procediendo a la búsqueda de dicho señor, a quien encontraron minutos asesinado, en la Finca sin nombre, ubicada en Lugar conocido como El Bambú, Cantón Joya de Cerén, Izalco, Sonsonate.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS