Decretan 14 años de prisión para violador de una adolescente en Chalatenango


Por: ; enero 28, 2019

Chalatenango. José Rony Tobar Rivas, fue sentenciado a cumplir condena de 14 años de prisión, después de que  Fiscales de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez Adolescencia y la Mujer en su Relación Familia de la oficina fiscal de Chalatenango, lograron establecer la comisión del delito de Violación en Menor o Incapaz, en perjuicio de una adolescente de 13 años de edad, explicó el jefe de esta sede,  Andrés Amaya.

El informe señala que el imputado José Rony Tobar Rivas, de 21 años de edad; fue detenido con orden administrativa en marzo de 2017; y después de varias fechas de aplazamiento de la audiencia preliminar, se programó la Vista Pública en el Tribunal de Sentencia de Chalatenango, el 24 de enero de 2019, donde los fiscales del caso presentaron prueba de tipo pericial, documental y testimonial; incluyendo la declaración anticipada de la víctima a través de la Cámara Gesell; evidencias que valoro el Tribunal, para condenar al imputado por el delito de Violación en Menor o Incapaz, previsto y sancionado en el artículo 159 del Código Penal, a una pena de 14 años de prisión.

En la investigación se contó con el Informe policial de fecha 7 de septiembre de 2016, inspección del lugar del hecho, certificación de partida de nacimiento de la víctima, prueba pericial: reconocimiento médico legal de genitales, resultado de biología forense el cual da positivo a semen y estudio de ADN realizado entre las muestras obtenidas de la víctima en el examen de genitales y las del imputado, se probó que provienen del acusado.

Según la relación de los hechos, en los primeros días del mes de octubre del año 2015, el imputado José Rony Tobar Rivas, llegó a la casa de la víctima, en ese entonces de 12 años de edad, ubicada en municipio de Chalatenango, con el objeto de solicitar permiso a la madre de la menor, para andar de novio de su hija; fue el 11 de diciembre del mismo año, alrededor delas 10:00 de la noche, la adolescente, sin permiso de la madre, se fue a vivir con el imputado  a la casa donde este residía, teniendo en esa noche su primera relación sexual con el imputado y desde ese día, convivieron juntos.

 

Esta nota ha sido leída veces