Cuatro años de prisión para pandillero 18 por disparar un arma de fuego ilegal contra tres agentes de la PNC

Soledad Menjivar; julio 25, 2017

Ahuachapán. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad  Física de la sede Fiscal de Ahuachapán, logró la condena de cuatro  años de prisión, contra  Oscar Edgardo Orellana Osorio, alias “Keyta”, miembro activo de la pandilla 18, quien fue acusado de los delitos de Disparo de Arma de Fuego y Tenencia Portación o Conducción Ilegal o Irresponsable de Arma de Fuego, en perjuicio de tres agentes de Policía Nacional Civil y la Paz Pública.

Informó el jefe de esta sede Fiscal, Cristobal Hernández, que el imputado Oscar Edgardo Orellana Osorio, fue detenido en flagrancia el mismo día de los hechos, en la sala de cirugía 2 de hombres, del hospital San Juan de Dios de esta ciudad, acusado de los delitos antes mencionados, los cuales ocurrieron el 16 de Agosto de 2016, en las riberas del río Hueviapa, a la altura del puente de Hamaca, que se encuentra ubicado entre el caserío El Zaral y el cantón El Coco, de la jurisdicción de San Lorenzo.

La Vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia  de Ahuachapán, el 10 de julio de 2017, donde la representación Fiscal de manera categórica basó la acusación con elementos de prueba de tipo pericial, documental y testimonial, contando principalmente con la declaración de los tres agentes de la policía atacados por el imputado, lo que fue suficiente para que el tribunal declarara culpable Oscar Edgardo Orellana Osorio, imponiéndole la pena de cuatro años de prisión.

Los hechos se desarrollaron cuando los agentes de la PNC realizaban patrullaje preventivo, por las riberas del río Hueviapa, y observaron a tres sujetos entre ellos el imputado Oscar Edgardo Orellana, alias “Keyta”, identificado como miembro activo de la pandilla 18, todos portando armas de fuego, por lo que se los policías se identificaron y al darles los comandos verbales de ”alto”, los pandilleros optaron por disparar sus armas en contra de los agentes policiales, quienes respondieron al ataque, produciéndose un intercambio de disparos.

Los sujetos se dieron a la fuga, percatándose los agentes que el ahora imputado tiró entre los matorrales el arma de fuego que portaba, luego procedieron  a verificar y a rastrear la zona, encontrando entre los matorrales un revólver que había tirado el imputado.

Posteriormente se recibió un aviso, que al hospital San Juan de Dios de Santa Ana, habían llevado a un sujeto lesionado de bala procedente del cantón San Juan Buena Vista, trasladándose hasta el nosocomio, donde identifican al sujeto, como uno de los que los había atacado ese mismo día, por lo que procedieron a la detención del mismo.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS