Condenan padrastro a 14 años de cárcel por violación en Apopa


Por: ; junio 6, 2017

Apopa. La Unidad Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la oficina fiscal de Apopa, lograron sentencia condenatoria de 14 años de prisión, impuesta en contra de Roberto Carlos N., luego de ser declarado culpable por el delito de Violación, en perjuicio de su hijastra de nueve años de edad, explicó la jefe de la Unidad, Blanca Amaya.

Según detalla la jefe fiscal, el delito que se le imputa a Roberto Carlos N., es Violación en Menor e Incapaz, previsto y sancionado en el artículo 159 y 162 numeral 1 y 42 del Código Penal, en perjuicio de su hijastra de nueve años, por lo que fue condenado por el Juzgado Cuarto de Sentencia de San Salvador, a una pena de 14 años de prisión.

La declaración de la víctima a través de Cámara Gesell, detalla que ella junto a su hermano menor de siete años, fueron a vivir con su madre y su compañero de vida, en la jurisdicción de Apopa; donde desde un inicio el sujeto los trataba muy mal, porque los obligaba a hacer la limpieza, barrer, trapear, lavar los trastes y ordenar la casa; si ellos no hacían los quehaceres de la casa su padrastro Carlos, les pegaba a los dos con un lazo en la espalda, a la vez de decirles palabras soeces.

Al continuar su declaración, la víctima dice que a principios de febrero de 2016, en horas de la tarde, como a las 3:00 de la tarde, su padrastro les ponía películas pornografía, para que ellos las miraran, ella observó cuando Carlos le tocaba a su hermano dentro del pantalón, después de eso la tomaba a ella de la mano, y se la llevaba al cuarto donde él dormía con su mamá, donde la agredía sexualmente.

Todo esto sucedió desde principios del mes de febrero hasta finales de abril de 2016, en horas de la tarde casi todos los días, agrega la niña que incluso paso dos veces más después que Carlos cumplió los 18 años de edad, que los cumplió el 15 de abril del mismo año, refiere que Carlos abuso de ella dos veces en la semana siguiente; un día domingo del mes de marzo de 2016, le dijo a su mamá lo que su padrastro le hacía, pero su mamá le respondió que estaba ocupada.

Concluyo ella manifestando, que su mamá y su padrastro en algunas ocasiones en horas de la noche tomaban cerveza e invitaban a un amigo a la casa a tomar, mientras ella y su hermanito se encerraban en el cuarto, de todo lo anterior la niña expresa que siente mucha pena y no le gusta decir lo que le sucedió.