Condenan a dos pandilleros de la 18 Revolucionarios por homicidio en Guazapa

Arturo Villeda; enero 8, 2018

Apopa. Dos pandilleros de la 18 revolucionarios fueron condenados a penas de 30 años de  cárcel, por el delito de Homicidio Agravado, en perjuicio de Benito Antonio Marroquín Alas, quien era propietario de una ladrillera en el municipio de Guazapa, explicó la jefe de la Unidad de Vida de la oficina de Apopa, Yeni Guandique.

Los dos pandilleros fueron identificados como José Armando Rivera Marroquín, alias “Diablillo” y Fredy de Jesús González Álvarez, alias “Rino”; a los cuales se les imputa el delito de Homicidio Agravado, sancionado en los artículos 128 y 129 n° 3 del código penal; quienes junto a dos sujetos más dieron muerte la víctima, 22 de julio del  año 2015, en la parcelación San José, kilómetro 28 de la Carretera Troncal del Norte, Cantón San Jerónimo, del municipio de Guazapa, departamento de San Salvador;

Durante la vista pública, desarrollada en el Tribunal Cuarto de Sentencia de San Salvador, se  condenó a la pena de 30 años de prisión a cada uno de los imputados relacionados, por el delito de homicidio, en perjuicio de Benito Antonio Marroquín Alas, cuando él se encontraba en la ladrillera de su propiedad, con el propósito de cargar en su camión, un pedido de ladrillos.

los hechos ocurrieron  cuando al momento que la víctima se subía al camión ya cargado, fue interceptado por cuatro sujetos con los alias “Eléctrico” (Luis Ángel Interiano Díaz, ya fallecido); el “diablillo”, (José Armando Rivera Marroquín); el “TAPA” (menor de edad), y el “Rino” (Fredy de Jesús González Álvarez), quienes ya se encontraban en dicho lugar esperándolo, portando armas de fuego y ocultos detrás de un “pante” de leña.

Fue en esos instantes que el “Diablillo” y el “Tapa”, salieron corriendo y se dirigieron los dos hacia el costado de la puerta del conductor, luego “Diablito”, realizo varios disparos a la ventana, mientras que “Tapa”, se pasó al lado del acompañante del camión, abrió la puerta y realizo varios disparos en dirección hacia donde se encontraba la víctima; seguidamente el “Eléctrico” y “Rino”,  se acercaron por el costado en donde se encontraba el “Tapa” y realizaron varios disparos en dirección a la víctima.

Luego de cometer el hecho, salieron corriendo en dirección al río Guaza; después de ocasionarle a la víctima 18 orificios de entrada de proyectil disparado con arma de fuego y quince orificios de salida de proyectiles, estableciéndose como Causa de Muerte  heridas de cráneo, tórax y abdomen producidas por proyectiles disparados con arma de fuego, según resultado de Autopsia realizada al cuerpo de la víctima.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS