Condenan a 60 años de prisión a un hombre, por violar y agredir sexualmente por nueve años a cuatro hijas

Litzardo Rivas; marzo 20, 2017

Cojutepeque, Cuscatlán. Fiscales de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer, de la oficina de Cojutepeque, lograron que José N., de 44 años, recibiera una condena de 60 años de cárcel por violar por nueve años, a dos de sus hijas, de 11 y 17 años, y agredir sexualmente a otras dos descendientes, de ocho y 19 años.

La Fiscal del caso explicó que, de acuerdo a las víctimas, la violencia intrafamiliar, física y psicológica, contra su compañera de vida y sus hijas, permitieron al incriminado, mantener en silencio los abusos sexuales.

Pero, la denuncia valiente y oportuna de una de las víctimas, y el tenerse confianza entre ellas, para compartir sus sufrimientos, permitió que la oficina fiscal de Cojutepeque, recabar los elementos suficientes para ordenar en diciembre del 2015, la captura del imputado a través de una orden administrativa, por los delitos de Violación en Menor e Incapaz Agravada y por Agresión Sexual en Menor e Incapaz Agravada, ambos en su modalidad de delito continuado.

La prueba testimonial permitió establecer que la víctima de 17 años, comenzó hacer violada cuando tenía nueve años, en los cuales guardó silencio por temor, ya que su padre la amenazó con matar a su madre y a toda la familia si manifestaba lo que estaba sucediendo.

La menor, presa del temor, guardó silencio por ocho años, porque la madre era víctima de violencia. Pero los golpes y las agresiones verbales para todas las ofendidas, llegaron a su final el 27 de noviembre de 2015, porque José N., fue capturado por violencia intrafamiliar al interior de su vivienda en la que cohabitaron.

Tan desesperada y desalentadora era para esta menor, su vivencia en familia que abandonó su casa a la edad de 15 años, pero regresó dos años después con un hijo en brazos, y su padre no la aceptó en la casa.

La segunda víctima de violación de 11 años, también relata, que su progenitor de igual forma, la abusó sexualmente por cinco años. Se levantaba por las noches o aprovechaba quedarse solo con ella, para abusarla.

Mientras, que la otra menor de ocho años, fue agredida sexualmente por dos años. Y la última víctima, de 19 años, asegura que sufrió tocamientos en sus partes íntimas, cuando tenía 10 años, y guardó silencio por nueve años.

El juicio se desarrolló en el Juzgado de Sentencia de Cojutepeque, que validó las pruebas de cargo presentadas por la FGR, y lo condenó a 60 años y a pagar un total de 4,000.00 dólares, en concepto de responsabilidad civil, $1,000.00 por cada una de las ofendidas.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS