Ciudadano coreano a la cárcel por introducir ilegalmente $30,000 por frontera La Hachadura

Jorge C.; noviembre 29, 2017

Ahuachapán. La Unidad de Investigación Financiera (UIF), de la Fiscalía General de la República (FGR), confirmó la instrucción formal con la detención provisional dictada en contra de un ciudadano originario de Corea, a quien un juzgado de Ahuachapán, le encontró indicios sólidos de participación en el ingreso ilegal de $30,000 en efectivo.

El reporte detalla que se trata del imputado Chang Gyu Baik, de 59 años de edad; quien enfrentó la audiencia inicial a cargo del Juzgado Segundo de Paz de Ahuachapán, luego de ser detenido en el puesto fronterizo de Las Chinamas, en esa jurisdicción, el pasado 22 de noviembre de 2017.

Durante la audiencia, la Fiscal ofreció elementos iniciales de prueba, con los cuales fundamentó el requerimiento en el que consta que se le atribuye el delito de Trasiego de dinero y activos.

La juez validó los argumentos de la FGR y al concluir la audiencia envió el proceso a la fase de instrucción, en tanto el acusado deberá permanecer recluido en un centro penitenciario de esa región. “A criterio de la honorable jueza, el extranjero no justificó la procedencia lícita del dinero, y a su vez, se desconoce el destino que el mismo tendría en nuestro país. Por tal motivo ha ordenado la siguiente etapa, en la que debemos ampliar la investigación y fortalecer la prueba”, argumentó la Fiscal del caso.

Y es que Gyu Baik, fue capturado precisamente en esa fecha cuando trató de evadir los controles del Contador Vista en dicha frontera; es decir, no declaró que transportaba esa cantidad de efectivo. Tras ser sometido a interrogatorio por los agentes aduanales mostró comportamientos anormales, por lo que también decidieron registrar el vehículo con registro guatemalteco P-407GMP.

La Policía descubrió que en un sobre traía 283 billetes de $100 y otros 34 de $50, con lo cual sumó la cantidad de $30,000.

Al imputado se le incautó, entre otras pruebas documentales, su pasaporte en el cual refleja numerosas entradas y salidas a países centroamericanos por vía aérea y terrestre, evidencias que servirán para determinar si hay más implicados en el transporte de dinero de forma ilícita.

Finalmente, la aplicadora de justicia consideró que el imputado no demostró arraigos suficientes, dado que a pesar de ser representante legal de una empresa serigráfica en el país, su domicilio está establecido en Guatemala.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS