Unidad Especializada ordenó la captura de miembros de banda dedicada al robo de vehículos con mercadería y hurto de motocicletas


Por: ; diciembre 12, 2018

Fiscales de la Unidad Especializada de Hurto y Robo de Vehículos, emitieron en las últimas horas, al menos 18 órdenes de capturas en contra de integrantes de organizaciones delincuenciales y entre las que se encuentran los principales sospechosos de dirigir las acciones criminales. Son dos bandas dedicadas al robo de vehículos pesados con mercadería y de motocicletas.

Durante los registros, las autoridades fiscales y policiales se incautaron de abundantes elementos de prueba que los relacionan a los hechos, así como la posesión de manera injustificada de inmuebles y vehículos de lujo.

Para el caso, uno de los cabecillas, identificado como Josué Neftalí Palacio González, alias «Chele San», fue aprehendido en Nejapa, al norte de San Salvador.

Las investigaciones preliminares han establecido que una de las estructuras se dedicaba al robo de furgones con mercadería que circulaban en las carreteras de San Juan Opico, Nejapa, San Martín, San Vicente y Carretera de Comalapa. Estaba conformada por 13 sujetos y era liderada por Jhony Efraín Escobar Rodas, alias “Tony”.

En cuanto al modo de operar, consistía en hacer el atraco en horas de la mañana, utilizando diversas formas para que el conductor detuviera la marcha del vehículo pesado; les hacían creer que el camión tenían algún desperfecto mecánico, después procedían a intervenirlo junto a sus ocupantes, los amenazaban con armas de fuego y los sometían manteniéndolos privados de libertad en predios baldíos, mientras movilizaban el vehículo para descargar la mercadería consistente en madera, jugos, fruta, aceite, repuestos de bicicletas y café, entre otros.

Los asaltos fueron cometidos entre los años 2015 al 2018, y se les atribuye Robo Agravado, Privación de libertad, Agrupaciones ilícitas, entre otros ilícitos.

BANDA DEDICADA AL HURTO DE MOTOCICLETAS

En cuanto a los sujetos que cometían los robos de motocicletas, estos operaban en la ubicación de esos medios de transporte en las áreas de Soyapango y San Salvador.

Al tener ubicada una motocicleta, procedían a hurtarlas, posteriormente era vendidas al sujeto Ronald Josué Acevedo, alias “Chichimán”, quien cancelaba la cantidad de $200 por cada una y este a su vez las vendía en $400.

En otras ocasiones eran trasladadas hacia propiedades del sujeto Henry Ayala, en donde alteraban los números seriales con un esmeril, eliminando así las series de chasis y motor; luego les remarcaban con nuevos números, para finalmente venderlas con documentación de motocicletas chocadas y otra parte, era desmantelada para venderlas como repuestos.

La Fiscalía registró denuncias de casos sucedidos entre los años 2014 al 2017.

Esta nota ha sido leída veces