Teniente y cabo responderán en juicio por homicidio simple de infante de marina

Litzardo Rivas; mayo 16, 2018

La Unión. El Teniente de Corbeta, Rubén Ernesto Jiménez Pacheco; y el Cabo de Marina, William Obdulio Silva; tendrán que responder en juicio por el  Homicidio Simple del Infante de Marina, José Osmar Monteagudo Argueta, de 24 años de edad, quien se ahogó en una piscina de la base naval de La Unión, cuando fue obligado a una práctica extrema que lo debilitó y que no permitieron que recibiera ningún tipo de ayuda.

La resolución de apertura a Vista Pública fue dada ayer, después que el Fiscal del caso de la Unidad de Vida de la oficina de La Unión, ofreciera en la Audiencia Preliminar en el Juzgado Primero de Instrucción, suficientes pruebas de que los dos militares navales actuaron con dolo, al no permitir que la víctima saliera de la piscina, cuando ya no podía mantenerse a flote junto a  otro grupo de 10 Infantes que realizaban los ejercicios.

Monteagudo Argueta, falleció el 25 de septiembre del año 2017, a las 6:30 de la mañana, en la piscina del Centro de Estudios e Instrucción Militar, CEIM, ubicada al interior de la base naval de La Unión, cuando se desarrollaba un Curso de Adiestramiento Básico de Infantería de Marina.

La víctima, fue obligado a permanecer en el agua cuando se encontraba exhausto, incluso uno de los instructores militares le lanzó un “Nudo”, una especie de flotador, para que pudiera sobrevivir, pero el Teniente le ordenó al Cabo, que se lo quitara y lo obligara a unirse al grupo que se mantenía en el agua.

Incluso, el Cabo en varias ocasiones, según las investigaciones, cuando el Infante llegó a la orilla de la piscina para salirse fue lanzado nuevamente, pese a los signos de debilidad, y además le aplicó lo que en la práctica militar se conoce como “Ahogue”, que consiste en sumergir la cabeza en el agua por varios segundos.

El Infante dejó de nadar y se desvaneció en el agua, lo que obligó a uno de los instructores militares a sacarlo de la piscina y darle los primeros auxilios, incluso llamaron al enfermero de la base naval, quien manifestó que los signos vitales estaban muy débiles, y que lo debían trasladar al hospital.

Además, hay antecedentes que Monteagudo Argueta, fue sometido constantemente a exigencias físicas fuertes y que le aplicaron en varias ocasiones el “Nudo”, y que incluso en una ocasión se desmayó.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS