Siete pandilleros de la 18 condenados por extorsión en Santa Ana

Soledad Menjivar; Octubre 10, 2016

condena-012 

Santa Ana. Fiscales de la Unidad de Patrimonio Privado y Propiedad Intelectual de la oficina Fiscal de Santa Ana, lograron establecer la participación de siete pandilleros de la 18, en el delito de Extorsión, en perjuicio de una persona que goza de régimen de protección de víctima y testigo, de clave “realeza”, por lo cual fueron condenados a penas entre los 12 y 17 años de cárcel, informó el Jefe de esta sede Carlos Herrera.

De acuerdo al informe, los procesados son: Jorge Luis Ramírez Gonzáles, Walter Alexander Castro,  Edwin Alexander Chicas López, Zuleyma Fabiola Molina de Medina, Erick Ernesto Escobar Zavaleta (palabrero), Gabriela  Yamileth Arévalo de Linares, Oscar Eduardo Echeverría Catota; todos pandilleros activos de la 18 que dedican a extorsionar a comerciantes del Mercado Colón de la Ciudad de Santa Ana.

La audiencia de vista pública fue instalada el 7 de octubre de 2016, en el Juzgado Segundo de Sentencia de esta ciudad, durante su desarrollo la representación fiscal aportó los suficientes elementos probatorios; entre ellos, el testimonio de la víctima y de los agentes policiales; Inspección, Acta de seriado de dinero, además del  reconocimiento en rueda de personas y fotografías, con los cuales se demuestra la participación que de forma individual tuvo cada sujeto, al momento de consumar este hecho.

Fue así como al final de la audiencia, el aplicador de justicia resolvió decretar 12 años de cárcel para seis de los imputados, mientras que para el palabreo, Erick Ernesto Escobar, le impone 17 años de cárcel, haciendo un total de 89 años, entre los siete imputados.

En la relación de los hechos consta que 9 de abril 2015, sujetos identificados con la pandilla 18 que opera en el mercado Colón de la ciudad de Santa Ana, llagaron al negocio de la víctima y le exigieron la entrega periódica de 20 dólares, cada  vez que ellos le dijeran, de lo contrario no lo dejarían trabajar en el lugar, incluso que lo podrían matar junto con su familia, ya ellos son los que mandan en el lugar.

Por temor la víctima, a partir de esa fecha entregó el dinero exigido, la última entrega la hizo en el mes de julio del año 2015. La victima  denuncio el hecho en la policía, desde cuando se realizaron nueve entregas controladas, logrando identificar a través de ellas, a siete sujetos que llegaban por el dinero.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS