Sentencia de 30 años de prisión para madre por homicidio de su hija de 18 meses de edad

Soledad Menjivar; febrero 26, 2016

bebe

Santa Ana. La Unidad de Delitos Contra La Vida e Integridad Física de la Oficina Fiscal de Santa Ana, logró la condena de 30 años de prisión contra Daisy María García Moran,  por el delito de Homicidio Agravado, en perjuicio de su hija biológica de 18 meses de edad, explicó el jefe de la unidad Carlos Godoy.

Según manifestó la fiscal del caso, el 19 de julio de 2015, aproximadamente a las 07:00 de la mañana, en momentos en que agentes de la PNC realizaban un patrullaje en la zona, fueron informados que en la Unidad de Salud, vecinos de un mesón sin  nombre, de la colonia El Pedregal, de la Ciudad de Santa Ana, habían llevado a una niña a recibir asistencia médica, pero que la niña estaba fallecida.

En las primeras investigaciones se entrevistó a la hermana de la imputada, quien dijo que ella llegó a la casa, el día y hora de los hechos, y encontró a su hermana muy tranquila con la niña en sus brazos como que la estaba durmiendo, ella le quitó a la fuerza a la menor,  ya que unos vecinos le habían dicho, que antes habían escuchado unos gritos de la niña, al ver a su sobrina observa que tenía la boca moradita, trato de darle primeros auxilios, pero no logró hacerla reaccionar, por lo que la llevo de inmediato  a la Unidad de Salud,  y cuando la examino la doctora, le dijo que la niña estaba muerta.

Al preguntarle a la mamá de la niña sobre lo sucedido, esta dijo muy tranquila que la niña se había ahogado en una cubeta con agua, que había en el patio, pues la encontró con los brazos y la cabeza en el interior de la misma,  que ella la había matado y se iría inmediatamente del país.

En ese momento dan aviso de lo ocurrido a la PNC  y proceden a la detención de la imputada, La Autopsia realizada en el Instituto de Medicina Legal, estableció que la causa directa de la muerte de la niña, era  “Asfixia  Mecánica por Sumersión Incompleta”.

Durante la Vista Pública, realizada el día 18 de Febrero de 2016, en el Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Ana, la fiscal del caso presento evidencia documental, pericial y testimonial que el Juez valoró, por lo que resolvió imponer una sentencia a la Imputada, de 30 años de prisión.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS