Reafirman sentencia de 100 años para pandilleros por cuádruple homicidio


Por: ; octubre 2, 2017

Santa Ana. La Unidad Fiscal Especializada Antipandillas, reafirmó este lunes la condena de 100 años de prisión impuesta a seis imputados, acusados de consumar un cuádruple homicidio el 6 de octubre de 2015, en cantón Primavera, en el departamento de Santa Ana.

La vista pública fue desarrollada por el Juzgado Especializado de Sentencia de esa ciudad occidental.

Los imputados son: Ernesto Adonay Cristales Moya, Wilson Obdulio Roque Palma, Erick Alexis Roque Palma, Wilmer Alexander López Lemus y Willian Antonio Alas Chavarría, declarados culpables por el delito de Coautoría en Homicidio Agravado. Cada uno fue sentenciado a 100 años de cárcel en total, a razón de 25 años por cada víctima.

Mientras que el sexto acusado, José Luis Marín Méndez, señalado de ser Cómplice necesario en Homicidio Agravado, deberá de purgar una condena de 66 años y 8 meses de prisión, a razón de 16 años y 8 meses por cada una de las víctimas.

Las víctimas respondían a los nombres de Emerson Darío Évora Estrada, Julio Enrique Aguilar Pimentel, Enrique Alexander Chávez Alvarado y Raquel Adriana Argüello, esta última era de 18 años de edad. Todos fueron encontrados sin vida y parcialmente vestidos, amarrados y amordazados. La causa de la muerte fue asfixia mecánica por estrangulación.

Durante el juicio, que duró dos días, la representación fiscal demostró a través de prueba documental, pericial y testimonial la participación de cada uno de los implicados en el delito. Uno de las pruebas validadas por el juzgador fue el relato del testigo protegido con la clave “Ariel”.

En su testimonio, explicó cómo llegaron las víctimas hasta su vivienda ubicada en una colonia populosa de Santa Ana, un día antes del crimen; y cómo desde ese lugar, los imputados salieron con las víctimas a bordo de un vehículo particular.  Dicho testimonio fue enlazado con la prueba documental y pericial, lo cual fue determinante para el juzgador para emitir un veredicto condenatorio.

El juicio se realizó a través del método de vídeo conferencia, ya que cuatro de los seis imputados procesados se encuentran en el centro penal de Chalatenango.