Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

Por prostituir a su hija menor de edad pasará 10 años en prisión

Por ; julio 23, 2018

Apopa. Fiscales de la Unidad de Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la oficina Fiscal de Apopa, lograron que Maria N., recibiera una condena de 10 años de prisión, además deberá cancelar la cantidad de $1,000.00 en concepto de responsabilidad civil, por prostituir a su hija desde que ella contaba con 11 años de edad, a un inicio con mentiras y posteriormente bajo amenazas.

Las Fiscales del caso demostraron que la imputada y madre de la víctima, cometió el delito de Determinación a la Prostitución, previsto y sancionado en el artículo 170 del Código Penal; ya que se comprobó a través del testimonio de su hija, que desde el año 2014 cuando ella hija tenía 11 años, hasta la última vez, en el mes de agosto del año 2017, cuando contaba con 14 años de edad.

Según la declaración de la víctima a través de Cámara Gesell, ella tenía una relación brusca con su madre, le pegaba con alambres de corriente por las cosas que no quería hacer y trataba igual a su hermana, su mamá a los nueve años de edad, le decía que ella padecía del corazón, y que  tener relaciones sexuales le iba ayudar a su enfermedad para que no muriera, y que debía hacerlo con varios sujetos para que se curara, ella nunca supo si de verdad estaba enferma del corazón, porque su madre nunca la llevo al doctor para que le hicieran análisis.

Fue hasta que cumplió los 11 años, cuando su mamá la obligo a que tuviera relaciones sexuales, con otro menor de edad, al cual ella llevó a su casa; de igual forma, la segunda vez que su madre la obligo a tener relaciones sexuales, tenía trece años, siempre fue en la casa de habitación, donde llevo a un joven de 16 años de edad; relación de la cual quedó embarazada, por lo cual la obligo tomar algo que le provocó un aborto.

Desde esa ocasión le continuo obligando a mantener relaciones sexuales, pero ella misma le proporcionaba los preservativos para que no quedara embarazada, aunque con la última persona con al que estuvo, su mamá le estaba obligando a quedar embarazada; al ver que su mamá no cambiaba su actitud le confeso a su hermana lo que estaba sucediendo con su madre.

Durante la vista pública, en el Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador, la juez resolvió con toda la prueba documental, pericial y testimonial, emitir una sentencia condenatoria por el delito de  Determinación a la Prostitución, con una pena de 10 años de prisión y en concepto de responsabilidad civil, se condenó a pagar $1,000.