Pandilleros de la MS condenados a 45 años de cárcel por homicidio en Ahuachapán

Soledad Menjivar; abril 21, 2017

Ahuachapán. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de esta  oficina Fiscal, logró sentencia condenatoria de 45 años de cárcel, para ocho peligrosos pandilleros de la MS, después de que un tribunal los encontrara culpables del asesinato de Edwin Geovanny Alvarenga, hecho ocurrido en el caserío Las Salinas, del cantón Cara Sucia, del municipio de San Francisco Menéndez, del departamento de Ahuachapán, el 2 de julio de 2014.

El Jefe de esta oficina Fiscal Cristobal Hernández, identifico a los imputados como: Armando Antonio Hernández Mena, Ariel Alfredo Polanco Trigueros, Salvador Antonio Murillo Rivera, Jesús Carlos Coreas Chacón, Anthony Joshua Mejía Rivera, José Mauricio Orellana Castillo, Erick Amílcar Rivas Osorio y David Ernesto Mendoza García; todos miembros activos de la Mara Salvatrucha, que opera en el municipio de San Francisco Menéndez, y sus alrededores, quienes fueron procesados del delito de Homicidio Agravado.

La vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, durante la cual la Fiscalía en su intervención presentó pruebas periciales, documentales y principalmente contó con la declaración de un testigo protegido, quien narro de manera detallada la participación de cada imputado en el homicidio de Edwin Geovanny Alvarenga; y después del desfile probatorio el Tribunal valido las evidencias, declarando a los ocho imputados culpables del delito que s eles imputó, imponiéndole la pena de 45 años de prisión para cada uno.

El testigo en su narración relata que el 2 de julio de 2014, pasaba por una vereda del caserío Las Salinas, cuando observa un grupo de sujetos que tienen a una persona amarrada de manos y pies tirada boca abajo sobre el suelo, los que al ver al testigo lo retienen en ese lugar. Posteriormente llegan otros sujetos en una camioneta quienes llevaban una sierra y empiezan a desmembrar a la víctima.

Producto de la acción que cometían los pandilleros la víctima se desmaya; en ese instante obligan al testigo a hacer un hoyo, mientras los sujetos continúan desmembrado a la víctima, posteriormente dejan ir al testigo, el cadáver de la víctima fue encontrado el 4 de julio de 2014, enterrado y desmembrado de sus extremidades y cabeza. En este caso fueron 10 pandilleros los que participaron en el homicidio, dos de ellos se encuentran prófugos de la justicia.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS