Pandillero de la MS condenado a 20 años de prisión por homicidio en Ahuachapán


Por: ; octubre 26, 2017

Ahuachapán. Miguel Ángel Martínez Álvarez, alias “Pirulino”, miembro  activo de la MS; deberá cumplir 20 años de prisión, después de que fiscales de La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Ahuachapán, lograran establecer su responsabilidad en el delito de Homicidio Agravado, en perjuicio de Mario Edgardo Solís Agreda, hecho ocurrido el 19 de octubre de 2016, en la comunidad El Refugio, San Juan La Ceiba II, del municipio El Refugio.

Informó el jefe de esta oficina Fiscal, Cristobal Hernández Palma, que fueron cinco los  pandilleros que participaron en este crimen, entre de los cuales hay dos adolescentes de 17 y 16 años de edad, quienes ya fueron juzgados por un Tribunal de Menores y sancionados con 12 años de internamiento. Además, otro de los pandilleros involucrado es William Alexander Estupinían, se encuentra en prisión en espera del señalamiento para la vista pública, y el último ha sido declarado rebelde.

La vista pública se desarrolló en el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán, el 23 de octubre de 2017;  donde la Fiscalía, contó con la colaboración de un testigo con régimen de protección de clave “Torogoz”, quien observó directamente la manera en que sucedieron los hechos; además, se presentó el álbum fotográfico y croquis del lugar, así como la prueba científica, como autopsia. Después de los alegatos de ambas partes, el juzgador resolvió emitir el fallo condenatorio de 20 años de prisión, para Miguel Ángel Martinez Álvarez, por el delito de Homicidio Agravado.

Consta en la relación de los hechos, que la víctima se dirigía a trabajar a bordo de su motocicleta, cuando le salieron al paso los cinco sujetos relacionados, quienes hicieron que parara, luego Miguel Ángel, alias “Pirulino”,  le dijo a la víctima que se hincara, mientras éste les decía que si querían se llevaran la moto pero que no lo mataran; fue el  imputado William Alexander, quien comenzó a dispararle aproximadamente en trece ocasiones, la víctima cayó al suelo y uno de los menores, se llevó la moto, dejándola abandonada más adelante, mientras que los otros cuatro sujetos se fueron corriendo del lugar.