Palabrero de la 18 es condenado por arma ilegal en San Martín

Arturo Villeda; junio 20, 2017

Soyapango. Por el delito de Tenencia, Portación, Conducción Ilegal o Irresponsable de Armas de Fuego, en perjuicio de la Paz Pública, fue condenado a tres años, Carlos Fernando Cañas Romero, alias “Burro”, quien es palabrero de la pandilla 18, que opera en San Martín; informó el jefe de la Unidad de Vida e Integridad Física de la oficina Fiscal de Soyapango, Guillermo Argueta.

Según explicó el jefe fiscal, el imputado fue detenido en flagrancia por agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), el 5 de noviembre de 2015, alrededor de las 7:30 de la noche, en el  final del Pasaje 3, de la Colonia San Pedro, de la ciudad de San Martín, Enel departamento de San Salvador, luego de ser avisados de la presencia de tres pandilleros armados.

La relación de los hechos describe que agentes de la Policía Nacional Civil (PNC), destacados en la Subdelegación de San Martín, realizaban patrullaje preventivo en su sector de responsabilidad a pie, cuando fueron informados por ciudadanos, que en la zona estaban un grupo de pandilleros de la 18, entre ellos el jefe de la clica de lugar, y que los mismos se encontraban armados.

Al llegar a lugar, los agentes encontraron a tres sujetos quienes al ver la presencia delos policías huyen, pero les dan persecución logrando interceptarlos a pocos metros, les mandan los comandos verbales para hacerles un cacheo corporal, pero los sujetos opusieron resistencia y manifestaron que no se dejarían registrar de ningún policía, porque no habían cometido ningún delito, por lo que se vieron en la obligados los policías de hacer uso de la fuerza necesaria para lograr controlar la agresividad que los sujetos, hasta ser neutralizados

Durante el registro al imputado Cañas Romero, le encontraron en el adherido al cuerpo una pistola calibre 9 mm, con su respectivo cargados aprovisionado con cuatro cartuchos, al preguntándole por la documentación del arma y permiso de portación de la misma, el sujeto manifestó no tenerlos; así también se les realizó cacheo corporal a los otros dos sujetos y no se les encontró nada adherido a sus cuerpos, por lo que se procedió a la captura de los mismos, leyéndoles los derechos que la ley les confiere.

Durante la vista pública realizada en un Juzgado de Sentencia de San Salvador, se condenó a tres años de cárcel, a  Carlos Fernando Cañas Romero, por el delito de Tenencia, Portación, Conducción Ilegal o Irresponsable de Armas de Fuego, en perjuicio de la Paz Pública.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS