Padre biológico condenado a 20 años de cárcel por violar a su hija en Santa Ana

Soledad Menjivar; julio 28, 2016

violacion de menor 11

Santa Ana. Pena de prisión de 20 años con seis meses, deberá cumplir Geovanny N., luego de que un tribunal de la ciudad de Santa Ana, lo encontrara culpable de los delitos Violación en Menor e Incapaz Agravada y Agresión Sexual en Menor Incapaz, en perjuicio de su hija biológica de 10 años de edad, informó el jefe de la oficina fiscal de este departamento, Carlos Herrera.

Un informe de La unidad de delitos relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la Fiscalía General de la República de Santa Ana, dio a conocer que el acusado de 33 años de edad, fue arrestado mediante orden admirativa, después de que la madre de la víctima interpusiera la denuncia en las oficinas de Ciudad Mujer de Santa Ana, donde fue atendida por el fiscal de enlace destacado en esta Institución, en Junio de 2015, dando origen a la investigación.

La vista pública se desarrolló en el tribunal de Sentencia de Santa Ana, el 18 de julio de 2016, en donde los fiscales asignados al momento de detallar la pruebas ofrecidas, presentaron diferentes peritajes que revelaron el daño causado a la menor, entre las cuales se hayan entrevistas de la víctima en Cámara Gesell, y su mamá; peritajes de genitales y psicológico; inspección ocular, elementos que el tribunal validó y emitiendo el veredicto condenatorio.

Luego de emitir el fallo, el tribunal impuso una pena de 20 años con 6 meses de prisión, y a la vez lo obliga a pagar a favor de la víctima $ 500.00 en concepto de responsabilidad civil.

En el expediente consta que las agresiones sexuales iniciaron desde que la víctima tenía 10 años, cuando ella se fue a vivir con su padre biológico, hoy imputado, quien por las noches cuando ya estaba dormida llegaba a su cama, le tocaba sus genitales, piernas y pechos, mientras le decía que no dijera a nadie lo que él le hacía, justificando eso, para que cuando ella se acompañará no le fuera a costar mucho y que ningún hombre se aproveche de ella.

Así continuaban las agresiones siempre que aprovechaba cuando se quedaban solos, hasta que un día se llegó a acostar en su cama le quitó la ropa y la violó, manifiesta la menor que le dolió mucho y que le salió sangre, este acto se lo hizo en varias ocasiones.

La víctima le contó lo que le ocurría a su abuela, quien a la vez, se lo dijo  la madre de la niña, quien le pregunto a su hija si era cierto, manifestándole la victima que la llevara donde un doctor porque quizá estaba enferma de su vagina, posteriormente la madre decide interponer de inmediato la denuncia.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS