Padrastro violador condenado a más de 26 años de prisión en Mejicanos

Arturo Villeda; mayo 25, 2018

Mejicanos. Fiscales de la Unidad de delitos relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer de la oficina de Mejicanos, lograron que Noé N., recibiera una condena de 26 años cuatro meses de cárcel, más el pago de $1000.00 en concepto de responsabilidad civil, por el delito de Violación en Menor o Incapaz Agravada en la modalidad Continuada, en perjuicio de su hijastra.

Según la declaración de la víctima a través de cámara Gesell,  su padrastro abusó sexualmente de ella por primera vez, en el mes de septiembre de 2015, en su casa de habitación donde abusó sexualmente, aprovechando que ella se encontraba solo con las hijas de él, y que después de agredirla le dijo, que si le decía a su mamá lo sucedido, la iba a matar a ella y a su madre, y se retiró de la casa.

La segunda vez de que la violó fue el mes de abril de 2016, en esa ocasión ella se encontraba sola en la casa, cuando llegó su padrastro quien la obligo a que se quitara la ropa y se acostara en la cama, lo cual ella hizo por miedo a él, posteriormente a verla violado, volvió a decirle que  no le dijera nada a su mamá, de lo contrario a las dos las mataría.

De esa misma manera, la violo a finales del mes de abril, dos veces en mayo del mismo año, en una oportunidad que ella se negó a tener relaciones sexuales la golpeo, y le dijo a su madre que se la llevaría a trabajar en la feria de San Salvador, cuando regresaron a la casa la violo nuevamente, diciéndole nuevamente que sí decía algo a su mamá, la iba a matar y que si le contaba a la policía  les diría que ella lo buscaba y lo provocaba, que ella le decía que lo hiciera y si se daba cuenta que la víctima  le contaba a su madre, cuando fuera a la escuela la llegaría a traer y se la llevaría a un lugar donde nadie los encontraría.

En el mes de junio de 2017, ya no le vino su menstruación y Noé N., le dio unas pastillas de color rojo, que debía tomara seis al día, dos por la mañana, dos por la tarde y dos por la noche; dándole un aproximado de treinta pastillas, así como también unas hojas para vomitar, y que ella se tomó la mayoría de pastillas, él le llamaba por teléfono para preguntarle si  se había tomado las pastillas, que sentía  y le recordaba que tenía que tomárselas para que le “bajara”.

Durante la Vista Pública realizada el 24 de mayo de 2018, en el Tribunal Tercero de Sentencia de San Salvador, la representación fiscal conto con prueba testimonial, documental y pericial realizados a  la víctima, elementos que permitieron al juzgador decretar una pena de 26 años cuatro meses de prisión, por el delito de Violación en Menor e Incapaz Agravada, previsto y sancionado en los artículos 159 relacionado al 162 N° 1 y 42 del Código Penal; además del pago de $1000.00 en concepto de responsabilidad civil.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS