Mujer condenada a ocho años de prisión por privar de libertad a recién nacido

Litzardo Rivas; mayo 29, 2017

San Miguel. Tomasa de Jesús Carrillo de Robles, de 40 años de edad, fue declarada responsable y condenada a ocho años de prisión por haber privado de libertad a un bebé de 12 días de nacido, afirmó la Fiscal del caso de la Unidad de Vida de la oficina de San Miguel.

Con diferentes pruebas periciales, documentales y testimoniales, se estableció la responsabilidad de la incriminada en el delito de Privación de Libertad en el juicio desarrollado en el Juzgado Primero de Sentencia de San Miguel.

El dictamen de acusación Fiscal, detalla, que la imputada, invitó con engaños a la madre del niño, a una reunión a nombre de Ciudad Mujer, la cual se llevaría a cabo el 14 de julio de 2016, en su casa de habitación ubicada en caserío Los Carrillo, del cantón Los Jobos, de la jurisdicción de Moncagua, departamento de La Unión.

La ofendida con su hijo en brazos, llegó a la vivienda de la imputada a la 1:30 de la tarde, porque además le hizo creer, que Ciudad Mujer, entregaría a las asistentes ayuda económica.

Al prolongarse la espera por dos horas y media, la ofendida cuestionó a la incriminada porque no llegaban los representantes de dicha institución.

Carrillo de Robles, fingió comunicarse con los encargados de la convocatoria de la reunión, pero se justificó diciéndole que la llamada no enlazaba.

Al final, la imputada le dijo, que se le había olvidado entregarle 20 dólares en efectivo, que le habían dejado a nombre de Ciudad Mujer.

La progenitora decidió retirarse junto al bebé, y cuando se desplazaba en el lugar conocido como la Cuesta de Los Gámez, de la jurisdicción de Chinameca, dos personas encapuchadas, que se sospecha que era un hombre y una mujer, la amenazan con un arma de fuego y blanca, y le arrebatan a su recién nacido, tras manifestarle uno de los malhechores “Yo soy el padre del niño”.

Carrillo de Robles, fue detenida a finales de julio de 2016, con una orden administrativa girada por la oficina Fiscal de San Miguel.

El bebé fue rescatado en una acción coordinada con la PNC, en una vivienda de la colonia La Presita Uno, de San Miguel, donde vivía una hija de la incriminada.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS