Motorista de rastra concilia con dos mil dólares muerte de niña de tres años

Litzardo Rivas; julio 4, 2016

rastra

San Vicente. El motorista de una rastra concilió con los padres de una niña de tres años, que el pasado jueves falleció al impactarle un par de llantas del vehículo automotor pesado, que se desprendieron de su eje, cuando se desplazaba sobre la carretera Panamericana, a la altura del caserío La Arenera, cantón El Rebelde, de San Vicente.

El conductor, Jorge Adalberto Rivera Francos, de 45 años, era procesado por la oficina Fiscal de San Vicente, por el delito de Homicidio Culposo en contra de la niña, Emelin Yanira López García, para quien había solicitado la instrucción formal con detención provisional.

En la Audiencia Inicial, este día en el Juzgado Segundo de Paz, ambas partes llegaron a un acuerdo económico, tal como lo permite la ley en este tipo de delitos, y decidieron conciliar por un monto de dos mil dólares.

Con el acuerdo, se extingue la acción penal, por lo que fue sobreseído definitivamente.

El accidente de tránsito se suscitó el pasado 30 de junio, aproximadamente a las 4.00 de la tarde, cuando la menor junto a sus padres se conducía sobre la carretera, en el kilómetro 84 de la carretera Panamericana.

Un par de llantas se desprendió de su eje e impactó sobre la niña, que fue trasladada al hospital nacional de San Vicente, pero falleció.

Rivera Francos, intentó huir en la rastra, con un cabezal placas C91272 y su remolque, placas RE-3607, pero por tener problemas en el desplazamiento por la carga de ladrillos que llevaba, fue detenido por agentes de la Policía Nacional Civil, medio kilómetro adelante donde sucedió el percance vehicular.

El Fiscal del caso estableció que la rastra iba sobrecargada, ya que está autorizada para transportar un máximo de dieciséis toneladas, y la carga de ladrillos que llevaba alcanzaba un peso de veinticinco toneladas.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS