El “Metralleta” es condenado a ocho años de cárcel por Homicidio Tentado en Chalatenango

Soledad Menjivar; mayo 30, 2017

Chalatenango. La Unidad de Delitos Relativos a la Vida e Integridad Física de esta oficina Fiscal, logró  que un tribunal encontrara responsable a Jairo Giovany Salguero Guerra,  alias “Metralleta”, de 26 años de edad, del delito de  Homicidio Tentado y  Lesiones Graves, en perjuicio de la víctima protegida clave “Hércules” y otra persona más, hecho ocurrido el 11 de mayo de 2015, en el caserío Copinolito, del municipio de Tejutla, departamento  de Chalatenango.

El Jefe de esta oficia Fiscal, Emilio Hidalgo, informó que el imputado Salguero Guerra, fue llevado a  vista pública el pasado 23 de mayo de 2017, al Tribunal de Sentencia de Chalatenango, donde la representación Fiscal presentó pruebas de tipo pericial, documental como fotografías y reconocimiento en rueda de personas; contando también con el testimonio de la víctima “Hércules”, con lo que quedo demostrada la responsabilidad del imputado en el hecho.

Al final de la audiencia, el tribunal dio validez a la evidencia mostrada por la representación Fiscal,  declarando al imputado culpable de los delitos que se le atribuyen, dictando una sentencia de cinco años de prisión, por el delito de Homicidio Tentado y tres años de prisión, por  el delito de Lesiones Graves, haciendo un total de ocho años de cárcel.

Según la relación de los hechos, estos se desarrollan mientras las víctimas caminaban desde su trabajo hacías sus casas, sobre la calle que va del caserío El Copinolito hacia la carretera, y en momentos que  pasan frente a la casa de un sujeto identificado como el “centavo”, éste se encontraba acompañado de Jairo Guevara, “Metralleta”, quienes son miembros de la pandilla 18.

Al llegar al sector de del centro Escolar El Copinolito, se percatan que venía en una bicicleta el “Metralleta”, quien traía en la mano una pistola, y que cuando los alcanzo, le apunto a la cabeza a una  de las víctimas, y le dijo “hoy te vas a morir hijo de P…”,  al mismo tiempo percuto el arma, pero esta no le disparó.

La víctima corre, fue cuando el imputado se bajó de la bicicleta, cargo el arma de fuego y le disparó a la otra víctima, la cual cayó lesionado en la calle, ante esta situación la primer víctima regresa a ayudarle, recibiendo un disparo en uno de sus brazos, luego de ello, dicho imputado huye del lugar.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS