Mareros sentenciados a 10 años de cárcel por vender marihuana


Por: ; septiembre 4, 2018

San Miguel. La Fiscalía General de la República (FGR), dio a conocer otra sentencia condenatoria en contra de dos miembros de bandas criminales, quienes deberán permanecer en la cárcel durante los próximos 10 años, luego que así lo ordenó un juez de la Zona Oriental del país. Los delincuentes se dedicaban a vender drogas en esa localidad, como parte del accionar delincuencial que realizaban.

Así lo dio a conocer la Unidad Fiscal Especializada Antinarcotráfico, la cual identificó a los imputados como Franklin David Salamanca Cruz y Lucio Geovany Rivas, ambos miembros de la “Clica Tayne Wayne de la Mara Salvatrucha”.

Fue el Tribunal Primero de Sentencia de San Miguel, responsable de desarrollar la vista pública al atribuirles el delito de Tráfico ilícito.

Basándose en toda la prueba ofrecida por la FGR, el aplicador de justicia encontró responsabilidad penal en ambos implicados, ya que como parte de la misma fueron aportados los análisis a las 17 libras de marihuana que les fueron decomisadas.

Los hechos los cometían en el Cantón Hato Nuevo, jurisdicción de San Miguel, lugar en el cual los investigadores lograron realizar las pesquisas, hasta que por disposición de la FGR se efectuaron las detenciones.

Extranjeros enviados a juicio por transportar droga en altamar

La misma Unidad Especializada, dio a conocer que el Juez de Instrucción de San Luis Talpa, resolvió enviar a juicio a los colombianos Marciano Valencia Rentería, Luis Eduardo Cuero Rentería y Robinson Solís; así como al guatemalteco José Nery Rodríguez Santos, a quienes se les procesa por Tráfico ilícito Internacional.

Durante la audiencia preliminar, la Fiscalía estableció la participación delictiva de los acusados ante el juzgador y por tal motivo resolvió que enfrenten la vista pública en los próximos días.

Los traficantes fueron detenidos a 231 millas náuticas del Puerto de Acajutla el 23 de octubre de 2017, siéndoles descubiertos 56 bultos, con un peso total de 1681 kilos de cocaína clorhidrato y cuyo valor económico fue establecido en $42,025,000.

Por disposición judicial, la droga fue destruido posterior al desarrollo de la audiencia inicial.

 

Esta nota ha sido leída veces