Jurídico de la PNC de Cojutepeque recobrará libertad con fianza de $ 1,500 y será procesado por Falsedad Documental

Litzardo Rivas; octubre 10, 2017

Cojutepeque, Cuscatlán. El Abogado y Notario, y responsable de la Unidad Jurídica de la Policía Nacional Civil de Cojutepeque, Luis Alonzo García, de 51 años, será procesado en libertad por el delito de Falsedad Documental Agravada, después de que pague una fianza de 1,500 dólares, impuesto por el Juzgado de Paz de San Rafael Cedros, en el departamento de Cuscatlán.

El Fiscal del caso de la Unidad de Patrimonio de la oficina de Cojutepeque, explicó que, en la Audiencia Inicial, el Juez consideró que existen suficientes pruebas indiciarias de la existencia del delito, pero le otorgó la libertad tras el pago de la caución económica.

Además, tendrá que cumplir con otras medidas sustitutivas a la detención, entre ellas, no salir del país, no acercarse a las víctimas y presentarse periódicamente al Juzgado de Instrucción.

Junto al profesional del Derecho es procesada, Lilian Del Carmen Linares de Mejía, de 48 años, por el delito de Falsedad Ideológica, quien también recobrará la libertad, al cancelar una fianza por la misma cantidad de dinero y deberá cumplir las mismas medidas.

Alonzo García, como Abogado y Notario, validó una compra venta falsa de un terreno, al avalar la firma de los documentos, de una persona que falleció hace más de diez años.

Las diligencias de investigación iniciaron con la denuncia interpuesta por unos de los hijos de Gregorio Mejía, la persona que falleció, el 13 de junio de 2004, en el cantón Jiboa de San Rafael Cedros, a consecuencia de un accidente cerebro vascular y de infarto cerebral.

Gregorio Mejía, aparece como comprador del inmueble en un documento de compra venta validado por el profesional del Derecho, el 6 de julio de 2014, donde la incriminada Lilian del Carmen Linares Mejía, firma a ruego de Gregorio Mejía.

El terreno de acuerdo a los registros de propiedad está ubicado en el cantón Jiboa, de la jurisdicción de San Rafael Cedros, y tiene una extensión de más de 626 metros cuadrados.

Además, existe otro documento de traspaso, validado por el mismo Notario, de fecha 24 de diciembre de 2015, en la que uno de los hijos le traspasa el inmueble a la incriminada.

Los dos imputados fueron capturados la semana pasada, con órdenes administrativas giradas por la oficina Fiscal de Cojutepeque.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS