A juicio implicada en lavado de dinero y difusión roja para siete rebeldes de una misma familia de Morazán


Por: ; enero 18, 2018

?

La Fiscalía General de la República (FGR), confirmó esta tarde que el Juzgado Especializado de Instrucción “A”, de San Salvador, envió a juicio a una persona ligada al delito de Lavado de dinero; además, reiteró la rebeldía para otros siete implicados, todos, integrantes de una misma familia residente en Morazán y quienes enfrentan a la justicia por lavar más de 18 millones de dólares.

El proceso a cargo de la Unidad de Investigación Financiera (UIF) de la FGR, iniciado desde julio de 2016, describe que la imputada es Jesús Anabel Flores Batres, quien deberá enfrentar en los próximos días la vista pública.

De igual manera, el referido Juzgado Especializado, en su resolución reafirmó la calidad que cada uno de los demás implicados mantiene desde el inicio del caso: estado de rebeldía; en tal sentido, en las próximas horas serán enviados los oficios a la Policía Internacional (Interpol), para que los prófugos sean ubicados y capturados en cualquier país que se encuentren.

Los imputados ausentes del proceso son las siguientes: Jaime Adalberto Flores Batres, Sonia Maricel Amaya Márquez, Sandra Yasmín Flores de Salvador, Elías Geovanny Flores Batres, María Verónica Rodríguez Rivera o María Verónica Rodríguez de Flores, Rosa Delmy Amaya Márquez, Rosa Batres Viuda de Flores y María Brígida Márquez.

Consta en el proceso, que la investigación en contra de los imputados antes relacionados, inició cuando se recibió información sobre que los salvadoreños Jaime Adalberto Flores Batres y Sonia Maricel Amaya Márquez trasladaban la cantidad de $196,500, hacia Lima Perú. Determinándose que por medio de transacciones bancarias y en efectivo llevaban grandes cantidades de dinero hacia esa nación suramericana.

A cada uno de los vinculados, le fueron encontrados productos financieros y transacciones bancarias significativas, en diferentes entidades financieras. El período de investigación en el sistema financiero inicia desde el año 2004 y finaliza en el 2015, habiéndose establecido que los movimientos de fondos en el sistema financiero están concentrados en entre los años 2008 al 2014.

Es así como la UIF ha establecido que las personas implicadas registraron montos preliminares en ingresos por valor de $18, 840,118.61 y egresos por $16,627,617.94.  Las cantidades de dinero que tenían los imputados no fueron justificadas mediante fuente legal de ingresos.

El dinero es de Jaime Adalberto Flores Batres,  quien utilizó a sus familiares como presta nombres.

Actualmente la UIF ha inmovilizado en este proceso 2 millones de dólares.

Esta nota ha sido leída veces