Jueza declara responsables a 23 adolescentes de la pandilla 18 y los envía a internamiento

Soledad Menjivar; febrero 9, 2017

Sonsonate, La Unidad Penal Juvenil de la oficina Fiscal de Sonsonate, logra medidas de internamiento de para 24 adolescentes, miembros activos de la Pandilla 18 Sureños, de la clica PWWS, acusados de los delitos de Limitación Ilegal a la Libertad de Circulación y Agrupaciones Ilícitas, en perjuicio de los pobladores de los Cantones Cuntán, Ceiba del Charco, Cuyagualo, Chorro Arriba y Chorro Abajo, del municipio de Izalco y la Paz Pública.

Durante la Vista de Causa, realizada del 6 al 8 de febrero de 2017, en resolución la Jueza de Menores de Sonsonate, resolvió declarar Conducta Antisocial para los 23 adolescentes por ambos delitos, imponiendo a ocho de ellos una pena de cinco años, tres años de internamiento y dos de libertad asistida; mientras que a los 15 restantes, les aplico una pena de siete años, cuatro años de internamiento y tres de libertad asistida.

Según informó el jefe de esta oficina, Santiago Hernández, durante la investigación se contó con la colaboración de pobladores, quienes manifestaron que los hechos se venían desarrollaron desde el año 2015, así se logró individualizar a los adolescentes, quienes fueron detenidos con orden administrativa giradas por la Fiscalía, durante operativo desarrollado el 19 de octubre de 2016, con el resultado de la detención de 24 adolescentes entre hombres y mujeres. Una de las cuales no se presentó a la audiencia por estar en labor de parto, por lo cual deberá enfrentar la vista de la causa, en otra audiencia.

Durante la investigación se hacen diligencias verificación de los lugares afectados, donde habían viviendas abandonadas que antes estaban habitadas, los lugares tenían grafitis alusivos a la pandilla 18, en postes, muros y casas, y que eran constantes los acechos de estos sujetos sobre los pobladores; con lo que se comprobó el delito de Limitación Ilegal a la Libertad de Circulación, previsto y sancionado en el artículo 152-A Inc.4 y 5 del Código Penal.

Con el delito de Agrupaciones Ilícitas, sancionado en el artículo 345 del Código Penal, se demostró que los adolescentes eran colaboradores, que mantenían contacto continuo por medio de celular con los palabreros del lugar, avisándoles los momentos que ingresaba la policía y militares, ayudándoles a reclutar a otras personas, así como dándoles acogida en sus hogares a dichos miembros.

Los menores deberán cumplir su pena en el Centro de Menores El Espino, en el departamento de Ahuachapán; y las menores cumplirán su pena en el Centro de Mujeres Rosa Virginia Pelletier, en el municipio de Ilopango, en San Salvador.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS