Juez envió a juicio a 4 sujetos que ofrecieron trabajo a adolescente, pero fue obligada a prostituirse

Jorge C.; octubre 5, 2017

El Juzgado Décimo de Instrucción, ordenó ayer que cuatro imputados enfrenten la vista pública por haberse determinado su participación en el delito de Trata de Personas, según lo informó este jueves la Unidad Especializada de Trata y Tráfico Ilegal de Personas de la Fiscalía General de la República (FGR). La víctima es una menor a quien le ofrecieron un falso trabajo como doméstica, ya que en realidad fue obligada a ejercer la prostitución.

Los imputados que fueron enviados a juicio, son: Yeri Magali Avalos, de 35 años; Yuri Elizabeth Landaverde, 23 años; Gladis Elizabeth Hernández, 25 años y Nelson Jonathan Pérez, 30 años. El referido delito se les atribuye bajo la modalidad de Agravado, dado que la víctima es una menor identificada con la clave “Cristal”.

En su resolución, el juez admitió los elementos de prueba que señalan la posible participación de los procesados  en ese delito y también ratificó la detención provisional.

Y es que los fiscales probaron que la víctima  llegó  el 21 de octubre del año 2016, a un negocio de lavado de vehículos, el cual se ubica en la Colonia Flor Blanca, en San Salvador. La joven llegó  interesada ante un anuncio que necesitaban “jóvenes para lavar platos y hacer limpieza”, a cambio del pago de 90 dólares semanales;  sin embargo, a los dos días de estar en el lugar, la imputada Yeri Magali, le dijo que usaría vestido rojo corto y saldría a la calle a atender clientes para sostener relaciones sexuales.

Cuando la víctima se negó, los otros tres sujetos la tomaron por la fuerza para atarla y le introdujeron un tapón de algodón con gasa en la vagina, debido a que ella advirtió que andaba con su periodo menstrual, pero ellos le dijeron que con ese tapón ya no habría problema.

Luego la encerraron con llave y no la dejaron salir por aproximadamente cuatro días, pero una de las trabajadoras del sexo del mismo lugar, le ayudó a escapar y pidió ayuda a unos agentes policiales cerca del lugar, quienes la trasladadan a la Unidad de Trata de la DCI.

Con la denuncia y una orden de allanamiento, los imputados fueron capturados en el periodo de la flagrancia, ya que la víctima los identificó plenamente.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS