Instrucción con Detención contra exjefe regional de la Corte de Cuentas en Santa Ana por violación.

Soledad Menjivar; julio 22, 2016

Acoso 1El Juzgado Primero de Paz de la Ciudad de Santa Ana, fue instalada ayer la Audiencia Inicial contra exjefe de la oficina regional de la Corte de Cuentas en Santa Ana, José Israel López Ramos de 55 años de edad, acusado de los delitos de Violación y Acoso Sexual, en perjuicio de en una colaboradora administrativa de 40 años de edad, dentro de una de las oficinas de la institución.

López Ramos fue acusado formalmente por la Fiscalía General de la República, el pasado 15 de julio, por los delitos de Acoso Sexual y Otras Agresiones Sexuales al Delito de Violación.

La representación fiscal logró durante la audiencia, demostrar  la responsabilidad de López Ramos en los delitos que se le acusa, presentado las pruebas acusadoras como: entrevista de la víctima, los peritajes psicológico y de genitales e Informes de la Corte de Cuentas de la República.

La Audiencia se desarrolló estando el imputado prófugo, quien fue procesado judicialmente como reo ausente, donde el Tribunal decretó pasar fase de Instrucción y ordenó la captura del imputado quien deberá ser encarcelado al momento de su detención, durante la investigación.

En su declaración la víctima manifestó, que el imputado se desempeña como jefe en las oficinas de la Corte de Cuentas de la República en Santa Ana, lugar donde también labora ella, con el cargo de ordenanza, el imputado constantemente la mandaba a llamar para  que le limpiara la oficina, y cuando estaba adentro le decía expresiones vulgares relacionadas con el sexo; por lo que,  apresuraba a hacer las tareas para retirarse lo más pronto posible del lugar, en otras ocasiones el imputado le ponía la mano en el cuello y le decía: “porque me tiene miedo, si yo nada malo le voy a hacer”.

En el mes de febrero del año 2015 el imputado llamó nuevamente a la víctima para que fuera a realizar la limpieza, en esa ocasión la agarró por atrás pero con mucha fuerza, ella le preguntó que estaba haciendo, contestándole éste que no se iba a arrepentir y se comenzó a dar un forcejeo entre ellos, sometiéndole mediante un forcejeó y quiso obligarla a hacerle sexo oral, cuando se logró levantar, el imputado le dijo que no le fuera a decir a nadie porque iba a ser una vergüenza para ella.

Desde esa fecha los abusos fueron constantes, y como él es el jefe, siempre la manda a llamar con su secretaria y cuando entra le dice que cierre la puerta y la empieza a tocar de sus partes íntimas, y 19 de febrero de 2016, le manifestó que le había costado mucho, pero que le había cambiado su puesto a Colaborador Administrativo y le dijo “hoy ya aguanta por atrás”. Manifiesta la víctima que no había denunciado por temor.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS