Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

Institucional

La Fiscalía General de la República de El Salvador, tiene su origen en la Constitución de 1950, donde se estableció que el Ministerio Público lo constituirían la Fiscalía General de la República y la Procuraduría General de Pobres, definiendo las atribuciones de ambas Instituciones y confiriendo a la Fiscalía, la defensa de los intereses del Estado y de la sociedad; la denuncia y la acusación ante la Asamblea Legislativa o ante la Corte Suprema de Justicia de los funcionarios implicados en delitos; la acción en todos los juicios penales que dan lugar a procedimiento de oficio; la representación del Estado en toda clase de juicios y contratos que determine la ley y la defensa de los intereses fiscales.

Esas facultades y atribuciones constitucionales, llevaron en 1952, a la emisión de la primera Ley Orgánica del Ministerio Público, con la cual nació de manera oficial, la Fiscalía General de la República, estableciéndose además de sus atribuciones, la estructura de funcionamiento, distribución y personal con que contará la Institución.

La Constitución de 1983, aprobada por la Asamblea Nacional Constituyente, estableció en su Art. 191 que el Ministerio Público será ejercido por el Fiscal General de la República, el Procurador General de la República y el Procurador para la Defensa de los Derechos Humanos; elegidos por la Asamblea Legislativa por mayoría calificada de los dos tercios de los Diputados electos, es decir, 56 votos; el ejercicio de sus cargos será de tres años y podrán ser reelegidos. La destitución solamente procederá por causas legales con el voto de los dos tercios de los Diputados electos.

La Fiscalía es una institución independiente de los demás Órganos del Estado, con los que colabora en el desempeño de las funciones públicas; actúa en estricta observancia de la Constitución, los tratados internacionales y las leyes, con apego a los principios rectores de legalidad, imparcialidad y unidad de acción.

El Fiscal General de la República es la máxima autoridad de la Institución y su Representante Legal. Contará con la colaboración directa del Fiscal General Adjunto, del Auditor Fiscal y el Secretario General, funcionarios de su designación.

El Art. 193 de la Constitución, asigna a la Fiscalía General de la República, tres atribuciones básicas para el Estado de Derecho en El Salvador: 1) El monopolio de la investigación del Delito; 2) La defensa de la legalidad y de los intereses del Estado y la Sociedad; y 3) El ejercicio de la acción penal en los delitos de acción penal pública y de acción penal pública previa instancia particular.

Misión. Representar, defender y tutelar con efectividad y transparencia los intereses de la Sociedad y del Estado, conforme a los principios de legalidad, justicia y objetividad.

Visión. Ser una institución independiente y autónoma, reconocida por el cumplimiento de sus atribuciones y facultades constitucionales y legales a nivel nacional e internacional.

Para el cumplimiento de la Misión y logro de la Visión, la Fiscalía General de la República se ha propuesto los siguientes objetivos:

  1. Incrementar la eficacia en la persecución del delito.
  2. Promover la creación del instituto de ciencias forenses.
  3. Impulsar la revisión y mejora del programa de protección de víctimas y testigos de naturaleza interinstitucional.
  4. Rediseñar sistemas, procesos y procedimientos jurídicos y administrativos.
  5. Fortalecer las herramientas y tecnológicas para una efectiva investigación del delito.
  6. Gestionar el talento humano.
  7. Desarrollar procesos orientados a implementar una cultura de desempeño.
  8. Mejorar la infraestructura y tecnología a nivel nacional.
  9. Impulsar reformas de independencia presupuestaria.
  10. Impulsar la autonomía de funcionamiento de la FGR.
  11. Gestionar apoyo de organismos internacionales y alianzas estratégicas.
  12. Asegurar el cumplimiento de la PPP.
  13. Fortalecer la Carrera Fiscal.
  14. Fortalecer las relaciones interinstitucionales.

INTEGRIDAD. Es la suma de valores que se practican y que nos permiten ser coherentes en el pensar, sentir, decir y hacer dentro y fuera de la FGR.

JUSTICIA. Principio moral que inclina a actuar de manera imparcial y objetiva en el desempeño de las funciones en la FGR.

LEALTAD. Es el sentimiento de respeto y fidelidad a los propios principios morales y a los compromisos establecidos por la FGR.

COMPROMISO. Es la capacidad que tiene el servidor público de la FGR para tomar conciencia de la importancia de cumplir con el desarrollo de su trabajo dentro del tiempo estipulado para ello.

TRABAJO EN EQUIPO. Es el esfuerzo de los servidores públicos de la FGR trabajando de una forma planificada, coordinada y motivada para lograr la Visión y Misión Institucional.

Ver Archivos de Memorias de Labores en este enlace.

Puede descargar el último informe de labores en el siguiente enlace:

INFORME DE LABORES

Constitución de la República de El Salvador

Art. 193.- Corresponde al Fiscal General de la República:

  1. Defender los intereses del Estado y de la sociedad;
  2. Promover de oficio o a petición de parte la acción de la justicia en defensa de la legalidad y de los derechos humanos tutelados por la ley;
  3. Vigilar la investigación del delito e intervenir en la misma desde la etapa policial, y promover la acción penal de oficio o a petición de parte;
  4. Denunciar o acusar personalmente ante la Asamblea Legislativa o ante la Corte Suprema de Justicia, a los funcionarios indiciados de infracciones legales cuyo juzgamiento corresponde a esos organismos;
  5. Defender los intereses fiscales y representar al Estado en toda clase de juicios y en los contratos sobre adquisición de bienes inmuebles en general y de los muebles sujetos a licitación, y los demás que determine la ley;
  6. Promover el enjuiciamiento y castigo de los indiciados por delitos de atentados contra las autoridades, y de desacato.
  7. Nombrar comisiones especiales para el cumplimiento de sus funciones;
  8. Nombrar, remover, conceder licencias y aceptar renuncia a los Fiscales de la Corte Suprema de Justicia, de las Cámaras de Segunda Instancia, delos Tribunales que conocen en primera instancia, y a los Fiscales de Hacienda. Iguales atribuciones ejercerán respecto de los demás funcionarios y empleados de su dependencia;
  9. Organizar y dirigir los entes especializados en la investigación del delito;
  10. Velar porque en las concesiones de cualquier clase otorgadas por el Estado, se cumpla con los requisitos, condiciones y finalidades establecidas en las mismas y ejercer al respecto las acciones correspondientes;
  11. Ejercer las demás atribuciones que establezca la ley.