Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

Fiscalía incauta propiedades con valor de 1.4 millones de dólares a Sigfrido Reyes y otros vinculados a red de Lavado de Dinero.

Por ; febrero 5, 2020

La Fiscalía General de la República ha realizado este día la materialización de 25 propiedades y productos financieros por un monto de 1.4 millones de dólares, que estaban en manos de Sigfrido Reyes, Earle René Reyes, Byron Enrique Larrazábal Arévalo y otras personas vinculadas a una estructura de Lavado de Dinero.

Según explicó el jefe de la Unidad de Extinción de Dominio, las 25 propiedades incautadas tienen un valor de US$946,950.00; mientras que el monto de las cuentas bancarias confiscadas asciende a la cantidad de US$414,829.21, para hacer un total de US$ 1,361,779.21.

La materialización, como medida cautelar, se realiza en propiedades del expresidente de la Asamblea Legislativa, consistentes en dos apartamentos, uno ubicado en Residencial Las Violetas, otro en condominio Los Ángeles, ambos inmuebles en la jurisdicción de San Salvador y un terreno rústico ubicado en el municipio de La Palma, en el departamento de Chalatenango.

Mientras que a Earle Rene Reyes, hermano de Sigfrido Reyes, se le han incautado dos inmuebles, uno ubicado también en Residencial Las Violetas y un terreno rústico que también aparece como propietario Byron Enrique Larrazábal Arévalo, el cual está ubicado en la cordillera de la zona sur del municipio de Santa Tecla, departamento de La Libertad, con una extensión de 27 manzanas.

Otras propiedades materializadas por la Unidad Especializada de Extinción de Dominio a Byron Enrique Larrazábal Arévalo están ubicadas en Jardines de La Libertad, de San Salvador y Residencial La Santísima Trinidad, en el municipio de Ayutuxtepeque.

También hay propiedades incautas a Susi Melva Guadalupe Rodríguez, Enrique Larrazábal, Karla Beatriz Recinos, Luis Damián Reyes, a quienes se les decomisaron cuentas bancarias y viviendas ubicadas en San Salvador.

Todos los bienes incautados pasan a propiedad del Estado, por medio de la aplicación de la Ley de Extinción de Dominio, bajo la administración del Consejo Nacional de Administración de Bienes (CONAB).