Fiscalía Antipandillas logró que nueve agentes sean enviados a juicio por participar en masacre en Zaragoza

Jorge C.; mayo 8, 2018

La Libertad. La resolución de la Jueza de Primera Instancia de La Libertad fue determinante: nueve agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) deberán enfrentar juicio, esto porque la Fiscalía General de la República (FGR) demostró en audiencia que todos tuvieron participación en la masacre de tres pandilleros y un obrero, en el marco de un operativo en el año 2016, en Zaragoza.

Así lo dio a conocer este martes, la Unidad Especializada Antipandillas de la FGR, la cual precisó que ayer fue notificada la resolución de la audiencia preliminar celebrada la semana anterior.

En este caso son procesados y continúan encarcelados los miembros del desaparecido cuerpo policial GRP: David Antonio Cortez Linares, Vidal Antonio Alfaro Flores y Salvador Humberto Martínez Ruiz; la misma situación jurídica para los agentes del puesto policial de Zaragoza: Adín Mendoza García, Luis Ernesto Hernández Leiva, José Evers Calderón, Norberto Antonio Marroquín Delgado y Nelson Stanley Sandoval Pérez. Sin embargo, para el Subinspector, Walter González Cerón, sigue gozando de medidas restrictivas a su libertad.

Un total de 8 miembros de la PNC son procesados por los delitos de Homicidio Agravado, pero en el caso del Subinspector González Cerón, solo enfrenta los ilícitos de Encubrimiento e Incumplimiento de deberes.

Las víctimas de este caso son José Armando Díaz Valladares, obrero y dueño de la casa. También fueron asesinados Carlos Vladimir Nerio Andrade, Miguel Ángel Ponce López y Edwin Manuel Lemus Aldana, miembros de la “Pandilla 18 sureños”.

La jueza en su resolución da por admitida toda la prueba ofrecida por la FGR, ya que también dio credibilidad a los relatos de testigos entre los que se encuentran los protegidos con clave “Abraham” y Evenezer”. Asimismo, dio validez a una decena de testimonios ofrecidos por agentes de la misma Corporación Policial.

Los hechos ocurrieron el 8 de febrero de 2016, cuando en horas de la mañana las autoridades policiales recibieron denuncias telefónicas que varios terroristas se dedicaban asaltar a distribuidores de productos de consumo diario. Al llegar agentes de la PNC fueron atacados con armas de fuego dejando como resultado un delincuente muerto y un agente lesionado.

Tras ser desarrollado un operativo de búsqueda fueron integrados a los dispositivos, los agentes en mención y quienes lograron ubicar a sospechosos, por lo que al tenerlos cerca y sin esperar explicación alguna les causaron la muerte teniéndolos a corta distancia.

La FGR ha ofrecido abundante prueba técnica científica con la cual demostrará la distancia de los ataques, trayectoria de disparos y otros elementos que se generaron al momento de causar los crímenes.

Además, el fiscal Antipandillas cuenta con  prueba pericial sobre la alteración de la escena.

El proceso pasará a un tribunal de Sentencia en Santa Tecla para que programe la vista pública en los próximos días.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS