Fiscalía Antiextorsiones logra condenas de 10 a 19 años de cárcel para extorsionistas que operaban en diferentes partes del país

Jorge C.; agosto 21, 2017

Seis sujetos ligados a grupos criminales deberán cumplir condenas de prisión que van desde los 10 hasta los 19 años de cárcel, esto luego de ser declarados culpables en los juicios desarrollados por diferentes tribunales, y ante los cuales la Fiscalía General de la República (FGR), logró demostrar su participación delictiva.

El informe de la Unidad Fiscal Antiextorsiones, detalla que el Tribunal Especializado de Sentencia “B” de San Salvador, celebró la vista pública contra José Joel Méndez Jovel, Rafael Agustín Serrano Villacorta y Julio César Jovel, ligados a la pandilla 18. Fueron procesados por extorsión en perjuicio de la víctima con clave 1681, a quien le venían exigiendo $300 mensuales en concepto de “renta”.

Los hechos ocurrieron entre los años 2014 y 2015, en el centro de la ciudad de Zacatecoluca, departamento de La Paz, donde de manera permanente chantajeaba a la víctima. Al final del juicio, el juzgador determinó que Méndez Jovel debe cumplir 15 años de prisión y los otros dos purgarán 10 años.

En otro juicio desarrollado por el Tribunal de Sentencia de Santa Tecla, ante el cual comparecieron los integrantes de la pandilla 18, identificados como Marcos Antonio Ramos Mena y Liliana Magaly Flores Calderón. Ambos, culpables por el delito de Extorsión Agravada.

La fiscal demostró en juicio que los antisociales eran los responsable de exigir a su víctima la cantidad de $2,000 mensuales, en el municipio de El Paisnal, departamento de San Salvador. Por tal motivo, el juzgador resolvió que Ramos Mena debe cumplir 19 años tras las rejas, y Flores Calderón un total de 18 años; al tiempo que ambos deberán responder con el pago de $2,700, en concepto de responsabilidad civil.

Finalmente, la misma Unidad dio a conocer que el Tribunal Segundo de Sentencia de Santa Ana, encontró culpables a Nelson Alexis Jaco Ramírez y Fermín Antonio Solórzano Mazariego, por el delito de Extorsión Agravada. La FGR respaldó su acusación con abundante prueba entre la que figura la declaración de la víctima protegida 3266, así como otros elementos determinantes que inculparon a estos delincuentes de la Mara Salvatrucha.

Los hechos venían ocurriendo en Santa Ana, y fue hasta noviembre de 2016, cuando la víctima decidió denunciarlos y tras una intensa investigación se logró capturar a los miembros de la estructura  responsable de los chantajes.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS