Fiscales lograron que Tribunal condenara a 50 años de cárcel a dos pandilleros que participaron en triple homicidio


Por: ; mayo 6, 2019

* Durante el juicio, los fiscales expusieron abundante prueba obtenida en el transcurso de las investigaciones y con la cual se demostró participación en el múltiple crimen.

Cabañas. La Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidio de la Fiscalía General de la República, dio a conocer sobre la condena de dos miembros de estructuras terroristas, quienes fueron declarados judicialmente culpables por haber participado en el crimen de un dirigente de una Adesco y sus dos hijos en Ilobasco en el año 2016. Ahora, deberán cumplir una condena de 50 años en prisión.

El informe señala que se trata de los imputados Javier Antonio de León Ramos y Juan Pablo Flores Arias, miembros de la estructura terrorista “Mara Salvatrucha”, la cual opera en la zona donde consumaron el hecho.

Se les procesó por el delito de Homicidio Agravado, en perjuicio de las víctimas: Andrés Vladimir Ayala Parras, Douglas Armando García Parras y José Andrés Ayala García.

En el desarrollo de la vista pública, a cargo del Tribunal de Sentencia de Sensuntepeque, los fiscales asignados al proceso detallaron abundante elemento probatorio con el cual se demostró la participación delictiva de los implicados. “Ha desfilado en audiencia prueba de tipo pericial, documental y testimonial con la que fundamentamos la acusación”, afirmó uno de los fiscales.

Al concluir los debates entre la Fiscalía y la parte defensora, el Juez resolvió darle validez al dictamen acusatorio y declaró la responsabilidad penal para ambos imputados procediendo a imponerles 50 años de cárcel para cada uno.

El hecho sucedió la madrugada del 15 de marzo de 2016 en Caserío Quesera Abajo, del cantón Los Llanitos, municipio de Ilobasco, en el departamento de Cabañas, en momentos que las víctimas se dedicaban a elaborar tejas. Los delincuentes llegaron y sometieron a Douglas Armando, a quien le asestaron varios disparos hasta privarle de la vida y al tratar de huir lograron también matar a Andrés Vladimir.

Mientras tanto, José Andrés resultó gravemente lesionado y falleció en un centro hospitalario. Esta persona se desenvolvía como presidente de la Adesco de la zona donde fue atacado junto a sus dos hijos.

En este hecho participaron cuatro terroristas, uno de los cuales falleció en otro hecho posterior y uno que se encuentra prófugo de la justicia.

Esta nota ha sido leída veces