Fiscal General Douglas Meléndez, supervisa inspección realizada en el hospital MQ del ISSS

Arturo Villeda; octubre 4, 2018

El Fiscal General de la República Douglas Meléndez, acompaño ayer la inspección realizada por la Unidad Penal de La Dirección de Intereses del Estado; a las instalaciones del servicio de Nefrología del Hospital Médico Quirúrgico (MQ), del Instituto Salvadoreño del Seguro Social (ISSS); con el objetivo de verificar el cumplimiento dela resolución dela Sala de lo Constitucional del proceso de amparo, promovido por pacientes renales, contra el Consejo Directivo y el Director General del ISSS.

Según explicó el Fiscal General, la inspección tuvo como objetivo: Verificar los inventarios o las últimas compras que han realizado del medicamento; solicitar los estudios previos que se les están haciendo a los pacientes, a efecto de verificar si están dando cumplimiento a la resolución de la Sala; verificar la posición de los nefrólogos; verificar las condiciones en las que se les entrega el medicamento a los pacientes en Diálisis Peritoneal continua ambulatoria (DPCA) y  verificar la existencia de Eritropoyetina Beta (inventarios) en todos los centros de Nefrología.

La demanda consistía en que según sesión del 10 de agosto de 2015, el Consejo Directivo del ISSS aprobó la reincorporación al LOM del medicamento “Eritropoyetina Alfa”, en sustitución de la Epoetina Beta, justificando que el Alfa, es una alternativa de menor costo; lo cual se aprobó según acuerdo de fecha 10 de agosto de 2015

A raíz de esta decisión el medicamento se está aplicando en la actualidad a todos los pacientes con insuficiencia renal crónica terminal sometidos a Hemodiálisis; Medicamentos que en muchos pacientes a traído efectos secundarios devastadores. Y por otro lado el Alfa debe de ser aplicada un número mayor de dosis, 12 al mes, a diferencia de la Epoetina Beta, que solo era administrada una vez por mes.

En ese sentido el 4 noviembre de 2016, la Sala admitió la demanda, y se adoptó la medida cautelar que las autoridades demandadas debían asegurar que se brindara a los pacientes del ISSS, con insuficiencia renal crónica y anemia severa sometidos a hemodiálisis, el tratamiento terapéutico adecuado para su enfermedad, y se ordena que se destinaran para dicho cometido los recursos presupuestarios pertinentes.

En fechas 23 de abril del año 2018, se desarrolló la audiencia en la Sala de lo Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.

Con fecha 2 de julio del año 2018, la Sala de lo Constitucional, tuvo por establecido, entre otros aspectos:

Que para justificar la inclusión de la Eritropoyetina Alfa humana recombinante, únicamente se adujo su menor costo económico, respecto a la Epoetina Beta

Que el cambio del medicamento se hizo sin conocimiento previo de los pacientes, y sin la realización de análisis previos para medir la aparición de efectos secundarios derivados de la modificación.

Que de acuerdo al análisis practicado por medicina legal, se demostró que la mayor incidencia de efectos secundarios se suscitó en pacientes a quienes se les suministro el Alfa.

Con base a todo lo determinado se resolvió ordenar a las autoridades demandadas que garanticen a los derechohabientes del ISSS, que padecen de insuficiencia renal crónica con cuadro de anemia, reciben el tratamiento para hemodiálisis, el acceso al tratamiento médico adecuado para su padecimiento, considerando el particular análisis de la evolución de su enfermad, el resultado obtenido con los tratamientos anteriores, los efectos secundarios de los medicamentos que actualmente se les suministra y el impacto que estos producen en su calidad de vida.

A la fecha se tiene conocimiento que se están haciendo las evaluaciones que la Sala ordeno en cada uno de los pacientes, y tampoco se ha adquirido eritropoyetina beta para estos pacientes, puesto que según indagaciones únicamente se ha comprado ALFA.

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS