Fiscal General destaca importancia de prueba científica en condena de 390 años de prisión por masacre en San Juan Opico

Jorge C.; mayo 24, 2017

Destacando la importancia de la prueba científica, el Fiscal General de la República, Douglas Meléndez se mostró satisfecho con la condena de prisión de 390 años, la cual fue impuesta por un tribunal especializado a siete miembros de la “Pandilla 18”, luego que fueron declarados culpables por la muerte de 11 personas en marzo de 2016 en San Juan Opico, en la Libertad.

La tarde de este miércoles el Juez de Instrucción Especializado de Sentencia A de San Salvador emitió el fallo tras haber finalizado el correspondiente juicio la tarde anterior de forma virtual, ya que los delincuentes están recluidos en el Centro Penal de San Francisco Gotera, Morazán.

Al respecto, el Titular de la FGR expresó su satisfacción por las penas impuestas a los responsables del múltiple crimen, ya que este caso fue resuelto con los diferentes elementos probatorios que se incorporaron a la causa penal.

Y es que en el fallo, el juzgador dio credibilidad al testigo “Islámico” y por ello determinó imponer los 35 años de cárcel por cada persona asesinada, aparte de sumarles cinco años por el delito de Agrupaciones ilícitas. Es decir, que cada uno cumplirá en total 390 años de prisión.

En tal sentido, el Fiscal General Meléndez resaltó la preeminencia de la prueba científica y de la testimonial las cuales fueron determinantes para obtener dicho fallo ante ese acto de barbarie.

Por su parte, el fiscal de la Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidios sostuvo que toda la prueba aportada durante la vista pública estuvo fundamentada y bajo los parámetros establecidos por ley, principalmente en lo relacionado al régimen especial de protección que le fue otorgado al testigo.

“La declaración que brindó el testigo en juicio fue fortalecida con la prueba científica o prueba directa de los hechos, es decir que la condena que hoy hemos obtenido, es el resultado de las investigaciones que el ente Fiscal desarrolló”, destacó el fiscal del caso.

Los imputados sentenciados este día, responden a los nombres de: David Antonio Anaya Acosta, “Baba”; René Mauricio Huezo Landaverde, “Street boy”; Héctor Mario Baiza Martínez, “Flaco”; Douglas Alexander Montano Durán, “Caballo”; Nelson Lobo Salgado Merino, “Triste”; Diego Armando Acevedo Serrano; “Diego” y Arnoldo de Jesús Dubón Castaneda.

Ayer, en el desarrollo del juicio fue decretada la orden judicial de captura contra los implicados José Luis Polanco Escalante, “Enano” y Jorge Alberto Lozano Ramírez, “Fiera”.

Además, en octubre de 2016 el Juzgado de Menores de Santa Tecla declaró responsables penalmente a dos adolescentes por participar en la misma matanza. En esa fecha el aplicador de justicia les impuso 5 y 15 años de internamiento, las cuales cumplen en el Centro de Menores El Espino, en Ahuachapán.

Las víctimas del múltiple crimen fueron identificadas como Carlos López Rafael, Erick Salvador Moisés Durán, Nicolás Ascencio, José Alfonso Hernández Menjívar, Marvin Iván Durán Santos, José Carlos Espinoza Beltrán, Francisco Javier Ábrego, Jerson Carlitos Carías Murcia, Jorge Alberto Colorado Cabrera, Jonathan Gabriel Castellanos Rivas y Miguel Angel Hernández Hernández.

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS