Finge que su compañera de vida murió del corazón pero él la había estrangulado

Litzardo Rivas; mayo 20, 2016

capturado 34

San Miguel. José Lelis Palacios Mejía, de 44 años, trató de engañar a la familia de su compañera de vida, y a la Fiscalía General de la República, al asegurar que Gladis Isabel Sorto, de 32 años de edad, falleció por un ataque cardíaco, cuando se ha demostrado científicamente que la había estrangulado con las manos.

Por sus acciones, Fiscales de la Unidad de Atención Especializada para la Mujer de la oficina de San Miguel, demostraron que cometió el delito de Feminicidio Agravado, por lo que recibió una sentencia de 25 años de prisión.

El crimen se realizó el 22 de septiembre de 2014, pasadas las 11:00 de la noche, cuando la pareja dormía en su casa de habitación, en el caserío La Pista, del cantón Monteca, del municipio de Nueva Esparta, departamento de La Unión.

El dictamen de acusación fiscal, detalla que ese día, la víctima asistió a un culto religioso en horas de la tarde, en el cantón Monteca, de La Unión. Y posteriormente, junto a su marido, Palacios Mejía, estuvieron en una velación en horas de la noche en el caserío El Amatal. La pareja regresó a su vivienda, alrededor de las 10:00 de la noche.

Aproximadamente a las 11:00 de la noche, cuando se encontraban acostados en la cama, según las investigaciones fiscales, Palacios Mejía, comenzó a golpear a la fémina, en el rostro y el tórax, luego con las manos la agarró del cuello hasta asfixiarla.

Posteriormente, el incriminado se dirigió hasta la casa de la familia de su compañera de vida, y les afirmó que había fallecido por problemas del corazón.

Los familiares llegan a la casa, bañan a la mujer y la cambian de ropa, y dan aviso a la Policía Nacional Civil, por lo que el reconocimiento de cadáver se realzó al siguiente día, 23 de septiembre del año dos mil catorce aproximadamente a las 8:30 de la mañana.

Las autoridades sospecharon que podría tratarse de una muerte violenta, y el Fiscal que realizó el reconocimiento ordenó la autopsia, la cual determinó a través de un examen de Necropsia (examen interno y externo) y otros, que la causa de la muerte fue por asfixia mecánica por estrangulación.

El veredicto condenatorio fue emitido por el Juzgado de Sentencia de La Unión, y además lo sentenció a pagar mil quinientos veinticinco dólares a los familiares de la víctima, para resarcir de alguna manera los daños ocasionados.

 

 

 

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS