Logo-Fiscalía-General-de-la-República

Garantizando el acceso a la Justicia

FGR ordenó la captura de una red de sicarios en San Miguel y Usulután

Por ; septiembre 30, 2019

La Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidios de la Fiscalía General de la República, con el apoyo de la Policía Nacional Civil, desmanteló una red acusada de cometer 48 homicidios, registrados en los departamentos de San Miguel y Usulután entre 2016 y 2017.

Para este operativo, la FGR giro 39 órdenes administrativas de detención, dentro de las cuales hay 14 agentes policiales activos (3 de ellos prófugos), cuatro expolicías y los restantes son civiles. Se les imputan delitos de Homicidio Agravado y Agrupaciones Ilícitas.

El modo de operar de dicha red consistía en que los imputados vestían ropa militar o policial, simulaban registros con prevención de allanamientos para ingresar a las viviendas de las víctimas, las ejecutaban o posteriormente las privaban de libertad, para asesinarlas en otros lugares.

“Como Fiscalía General de la República queremos enfatizar que vamos a ser implacables en la aplicación de justicia, porque nadie debe estar por encima de la ley. Vamos a atacar el crimen, venga de donde venga”, dijo el Fiscal General, Raúl Melara, durante la presentación de los detenidos, en compañía del Ministro de Seguridad, Rogelio Rivas.

“Esta acción en conjunto es una muestra de lo fuerte que podemos ser trabajando con la Policía Nacional Civil. Vamos a seguir pegando fuerte en el combate a las pandillas y al crimen organizado”, reiteró el Fiscal General, al referirse al esfuerzo realizado entre la División Élite contra Crimen Organizado (DECO) y la Unidad Especializada Antipandillas y Delitos de Homicidios de la Fiscalía General de la República.

Detenidos

Entre los detenidos se encuentran el padre y el hermano del agente prófugo, Juan José Castillo Arévalo, alias “Samurái”, sospechoso del asesinato de la agente Carla Ayala, “caso que no vamos a dejar que quede impune”, enfatizó el Fiscal General.

Los parientes del sospechoso, Juan José Castillo Castro (padre) y Joel Isaac Castillo Arévalo (hermano), son acusados de cometer dos asesinatos, dentro de los 48 homicidios adjudicados a esta red.

Entre los capturados figura Juan Antonio Beltrán Granados, alias «Virgen», a quien se le atribuye ser uno de los financistas de las ejecuciones, y de entenderse directamente con Juan Josué Castillo Arévalo, alias «Samurái.

Estos hechos ocurrieron en los municipios de Concepción Batres, San Dionisio, Puerto El Triunfo, Jiquilisco, Santiago de María y San Francisco Javier, de Usulután y en los municipios de Nueva Guadalupe y Chapeltique, en San Miguel.

Los detenidos serán presentados a los tribunales con las respectivas pruebas documentales, periciales y testimoniales.