FGR ordena la captura de un Inspector Jefe y 10 agentes de la PNC por introducir ilícitos a bartolinas, robo agravado y allanamiento ilegal

Alvaro Castaneda; agosto 31, 2017

San Salvador. La Unidad de Administración de Justicia de la Fiscalía General de la República, ordenó la captura del inspector jefe, siete agentes y cuatro pandilleros vinculados al delito de Introducción de Objetos Ilícitos, en la Unidad de Servicios Extraordinarios de la Policía Nacional Civil (PNC), ubicada calle Concepción de San Salvador.

Los detenidos fueron denunciados y bajo una investigación coordinada por la FGR, se logró identificar al oficial, los agentes y pandilleros que formaron una red de ingreso de celulares, droga y chips a las bartolinas.

“Por introducir chips y celulares cobraban entre 300  y 500 dólares, por cada ocasión. La fiscalía ha realizado una exhaustiva investigación y hemos logrado establecer la participación de siete policías, el jefe policial y cuatro pandilleros que estuvieron recluidos en el penalito” detalló la subdirectora de Intereses de la Sociedad de SS.

El informe fiscal detalla que el caso inició luego que en varias ocasiones se realizaron requisas en las cuales siempre se encontraron ilícitos dentro de las celdas. Posteriormente se contó con el testimonio de una persona que confirmó que pandilleros y policías estaban vinculados a la introducción de teléfonos, droga y chips.

Robo Agravado y Allanamiento sin Autorización Legal

Tres investigadores de la delegación centro de San Salvador, fueron detenidos bajo orden administrativa girada por la FGR, por los delitos de Robo Agravado y Allanamiento sin Autorización Legal.

Según las investigaciones los tres agentes llegaron a la vivienda de la víctima y sin autorización legal ingresaron a realizar un registro; los habitantes al no justificar con facturas varios electrodomésticos, los agentes determinaron llevarse una refrigeradora, un equipo de sonido, aparato reproductor de video, entre otros objetos.

Luego de la denuncia por parte de la víctima, se pidieron las bitácoras de la patrulla y se identificó por medio de Sistema de Posicionamiento Global (GPS), los lugares que había estado el vehículo en que los agentes policiales cometieron los hechos.

La FGR ordenó varios registros en viviendas ligadas a los investigadores; durante uno de allanamientos se logró recuperar los artículos robados, los cuales fueron identificados por la víctima.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS