FGR logra condenar a profesor que pedía fotografías y videos sexuales a menores de edad


Por: ; abril 19, 2018

Soyapango. La Unidad Delitos Relativos a la Niñez, Adolescencia y la Mujer en su Relación Familiar de la oficina Fiscal de Soyapango, logro la pena de tres años de cárcel, reemplazando la misma por 144 jornadas de utilidad pública; asimismo le condenó a pagar $1,000 en concepto de responsabilidad civil, contra Edwin Baltazar Villalobos Garcia, de 40 años de edad, por el delito de Corrupción de niñas, niños, adolescentes o personas con discapacidad a través del uso de las tecnologías de la información y la comunicación, informó la jefe de la oficina Miguel Iraheta.

Según detalló el jefe fiscal Iraheta, el sujeto, un profesor de un centro escolar público de la jurisdicción de Soyapango, haciendo uso de la tecnología, incitaba al adolescente a compartir fotografías y videos con carácter pornográfico a cambio de dádivas, por lo que se logra la identificación y captura por medio de seguimiento y búsqueda informática con técnicos de PNC, por el delito arriba descrito, el cual está previsto y sancionado en el artículo 31 de la Ley Especial contra delitos informáticos y conexos.

La investigación detalla, que en marzo de 2016, la víctima, un adolescente de 17 años, acompaño a un amigo de él, a un centro comercial de la zona de Soyapango en horas de la tarde, estando en el lugar llego un señor el cual se presentó con el nombre Edwin, quien le entrego dinero a su amigo y luego se retiraron, éste no le manifestó de porque el señor le había entregado dinero; siempre en el mes de marzo Edwin Villalobos, le envió una solicitud de amistad a su perfil de Facebook, bajo el nombre de “Alejandro Guevara”.

Desde que lo acepto en el Facebook, él  comenzó a solicitar información personal al adolescente, además, le comentó al adolecente “Alejandro Guevara”, que él era homosexual y que si él lo discriminaría por tal situación, por lo que el adolecente le externó que no, que lo trataría como un chero más, siguieron en comunicación siempre por medio de Facebook, y luego este señor comenzó a hacerle pregunta sobre sus partes genitales al adolescente  y en algunas ocasiones le solicitó una fotografía de sus genitales, hasta que le envió unas.

Un día que el imputado lo invitó a salir pero él no había accedido, hasta que accedió a verlo en fecha que no recuerda, ese día lo acompaño un amigo y se encontraron en el mismo centro comercial donde lo había conocido como Edwin, y los invitó a comer; en otra ocasión Edwin le escribió al adolecente donde le ofreció una calzoneta y zapatos.

A principios de octubre, la mamá de la víctima le compro un teléfono celular por su cumpleaños, ese mismo día Edwin lo contactó a través del celular, siempre por el Facebook, hasta que un día la mamá le quitó el celular, debido a que el adolescente solamente chateando pasaba, fue cuando su ella descubrió los mensajes de su hijo recibía del Edwin, por lo que ella  procedió a denunciarlo.

Luego de la denuncia, se inicia la investigación para poder identificar y capturara al imputado, para lo cual, se apoyaron de técnicos para dar un seguimiento informático, y luego de identificarlo se gira orden administrativa el 25 de octubre de 2016, y se logra capturarlo el 26 de octubre de 2016; durante la vista pública en el Juzgado Tercero de Sentencia de San Salvador, la Fiscal del caso presentó elementos de prueba que valoró el juez, por lo que condenó al imputado a tres años de cárcel, reemplazando la misma por 144 jornadas de utilidad pública; asimismo le condenó a pagar $1,000 en concepto de responsabilidad civil.

Esta nota ha sido leída veces