FGR logra condena de 30 años de cárcel por secuestro de menor en San Miguel 


Por: ; mayo 19, 2017

San Miguel. Fiscales de la Unidad de Delitos de Crimen Organizado, lograron establecer la responsabilidad penal de tres sujetos, en el secuestro de una menor en la Zona Oriental, quienes hoy cumplirán una pena de 30 años de prisión.

Los imputados son Brindis Aquileo Jaime Cruz, Francisco Javier Rubio Reyes y Denny Omar Argumenta Torres, quienes enfrentaron el delito de Secuestro Agravado, en perjuicio de la víctima con clave “Meyvy”.

El Juzgado Primero de Sentencia de San Miguel, tuvo a su cargo el desarrollo de la vista pública.

Las fiscales asignadas al proceso, presentaron durante la audiencia abundantes elementos de prueba, los cuales de manera categórica demostraron la actuación ilícita de cada implicado al momento de consumar el hecho.

Entre la prueba aportada se detallada la incautación de dinero que los delincuentes recibieron como pago por la liberación de la víctima, los teléfonos celulares con los cuales se comunicaron con los parientes de la menor plagiada, así como los relatos de agentes captores al momento de rescatar a la víctima.

“Toda la prueba en su conjunto fue admitida por el juez y al final del juicio emitió fallo condenatorio imponiendo la condena de 30 años para cada imputado”, dijo una de las fiscales del caso.

El secuestro ocurrió a tempranas horas del 25 de abril de 2006, en momentos que la menor se dirigía hacia su centro de estudios. Dos sujetos se bajaron de un vehículo y a la fuerza la subieron a un vehículo, procedieron a vendarla de sus ojos y la llevaron hasta una vivienda en la Colonia Las Palmeras, zona céntrica en San Miguel.

A las pocas horas, y mediante llamadas telefónicas exigieron el pago de $300,000, a cambio de devolverla con vida. A medida pasaron los días y con la actuación de investigadores los criminales acordaron recibir el pago $4,000, cantidad que les fue entregada el 27 de abril del mismo año.

Posteriormente, los investigadores diseñaron el plan de captura pues se logró ubicar la casa en donde mantenían oculta a la menor y los vehículos en los que se movilizaban, logrando hacer efectivas las capturas, así como el rescate de la menor secuestrada.

La sentencia de 30 años de prisión fue impuesta en calidad de coautores en el mismo delito ya descrito.