FGR Antipandillas logra condenas de 66 años de cárcel para homicidas de dos policías


Por: ; mayo 5, 2017

La Unidad Fiscal Antipandillas, dio a conocer la condena de prisión de más de 66 años, impuesta por el Tribunal Segundo de Sentencia de esta capital, en contra de tres sujetos quienes fueron declarados responsables penalmente, por el homicidio de dos agentes de la Policía Nacional Civil (PNC). Los hechos se dieron tras un asalto cometido en un microbús del transporte colectivo, en el año 2015.

Los imputados han sido identificados como Denis Omar Jimenez Garcia, Miguel Alfredo Urías Lopez  y Ángel De Jesús Miranda Cuéllar; quienes enfrentaron a la justicia por ocasionar la muerte a Salvador Edmundo  Benavides López y Kenny  Anabel Cabezas Aguirre. Ambas víctimas pertenecían al nivel básico de la PNC.

Las pruebas aportadas durante el juicio por la representación Fiscal, contribuyeron a establecer la participación directa de los imputados. Al finalizar la audiencia de vista pública, el juzgador determinó imponer de prisión un total de 66 años y 6 meses a cada uno.

Las armas de fuego decomisadas, así como los análisis a la ropa de los imputados que presentó rastros de pólvora, fue parte de la prueba que incriminó a los imputados.

Los hechos se produjeron el 27 de noviembre de 2015, cuando tres sujetos armados, cometían un robo dentro de un microbús de la ruta 30 “A”, en las cercanías de la 1ª. Calle Poniente y 19ª. Avenida Sur, en el centro de San Salvador.

En el juicio se contó con las declaraciones varios testigos bajo régimen de protección, quienes relataron las acciones de los delincuentes, desde el momento en que con armas en manos pidieron a los pasajeros que les entregaran sus pertenencias. Los sujetos se bajaron de la unidad colectiva, pero atrás viajaban varios agentes de la PNC, quienes fueron alertados que en esa ruta se subían a robar.

Los antisociales al verse descubierto por la Policía, decidieron sacar sus armas y atacar a balazos a dos de los elementos. Benavides López murió a los pocos minutos de ingresar a un centro asistencial, en tanto Cabezas Aguirre murió dos semanas después de haber sido atacada.

Los implicados fueron condenados bajo la figura jurídica del concurso ideal de los de delitos, por el ilícito de Homicidio Agravado.