Extorsionistas que causaban daños en el Occidente del país pagarán con cárcel los delitos

Jorge C.; julio 14, 2017

La Fiscalía General de la República (FGR), dio a conocer otras sentencias de tipo condenatoria en contra de miembros de estructuras terroristas, quienes venían infundiendo miedo y causando daños en el Occidente del país. Ahora han sido enviados a prisión a cumplir diferentes condenas.

El primero de los casos reportado por la Unidad Especializada Antiextorsiones de la Fiscalía, es el fallo pronunciado por el Tribunal de Sentencia de Ahuachapán en contra de Olga Guadalupe Lemus Cortez, quien fue declarada culpable por el ilícito de Extorsión Agravada, en perjuicio del comerciante protegido con clave “2042”; por lo cual cumplirá 12 años de prisión.

Con abundante prueba, la fiscal especializada probó ante el juez, que la imputada se había dedicado a dirigir amenazas y chantajes exigiendo el pago de $75 semanales. La mujer logró sus propósitos advirtiendo que formaba parte de la “MS”.

El segundo proceso estuvo a cargo del Tribunal Especializado de Sentencia de Santa Ana, en donde Fredy Geovany Ramos Zuniga, Erick Alexis Vásquez Machuca y César Alberto Colocho Salazar, también fueron encontrados culpables por el mismo delito y purgarán ocho años en la cárcel.

El fiscal del caso presentó una acusación con sólidos elementos de prueba, con los que demostró que estos sujetos ligados a la “MS”, y cuyo accionar abarcaba el departamento de Ahuachapán. Ellos, fueron los responsable de exigir el pago de $200 a la víctima “2519”, para dejarle desarrollar su pequeño negocio, pero ahora ya fueron enviados a prisión.

El tercer proceso fue resuelto por el Tribunal de Menores de Ahuachapán, en donde Juan N., fue declarado responsable por afectar los intereses de la víctima “2361”, quien debió pagar $100 de forma mensual a la “MS”, siendo el adolescente quien recibía las exigencias.

Los hechos ocurrieron en el año de 2015 y ahora el joven en conflicto con la ley fue enviado a un centro de reinserción para cumplir cinco años de internamiento.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS