Ex jueza es enviada a instrucción con medidas sustitutivas a la detención

Jorge C.; abril 21, 2016

20160421_090142

A la etapa de instrucción con el cumplimiento de diversas medidas sustitutivas a la detención fue enviado el caso en el que se procesa a una ex jueza de Vigilancia Penitenciaria, según la resolución emitida la tarde de este jueves por el Juzgado Primero de Paz de Santa Tecla.

El jefe de la Unidad Especializada de Delitos de Corrupción, Andrés Amaya explicó que al finalizar la audiencia inicial en contra de la ex aplicadora de justicia Astrid De Los Ángeles Torres Flores, el juez encontró suficientes elementos que la relacionan en el delito Favorecimiento a la Evasión.

“Se han presentado diversos tipos de pruebas y a criterio del juez de la causa son válidos en esta primera fase y por tal motivo envió el proceso a la siguiente etapa procesal y la cual será conocida por el Juzgado Primero de Instrucción en esta jurisdicción”, explicó el fiscal jefe.

Entre las medidas restrictivas a su libertad y que ella deberá cumplir están el de no visitar ningún centro penitenciario en el cual estuvieron recluidos los reos que favoreció con la libertad, así como la prohibición de no acercarse a las oficinas de la Dirección General de Centros Penales y no acercarse a los testigos que participan en esta causa.

El total de delitos que se le incriminan a la ex jueza son 17 calificados como según lo establecen los Arts. 318 y 40 del Código Penal y cuya pena de prisión está contemplada entre 5 a 13 años.

De acuerdo a las investigaciones realizadas por la Unidad Fiscal, el Juzgado de Sentencia de Santa Tecla, emitió fallo condenatorio en julio de 2009 contra 124 imputados por ilícitos de Proposición y Conspiración, Agrupaciones Ilícitas y Homicidio Agravado. Esa sentencia fue recurrida por los abogados defensores y la causa fue enviada a la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia.

La actuación ilegal de Torres Flores fue cometida en mayo de 2012, quien tenía a su cargo el Juzgado de Vigilancia Penitenciaria, ya que al recibir el proceso con la resolución de la mencionada Sala no le dio fiel cumplimiento a la misma.

Se determinó que dentro 67 órdenes que emitió, para 29 no procedía la libertad y los imputados fueron enviados a distintos penales del país. Sin embargo 17 fueron puestos en libertad y también por instrucciones de la entonces Jueza a otros 12 se les habría liberado, pero este favorecimiento se frustró debido a que los alcaides de los penales se percataron que los cómputos no eran acordes con el expediente que se manejaban de los internos.

 

Ver más notas de:

MÁS NOTAS DE INTERÉS