Envían a prisión a tres policías, un soldado y a 55 integrantes de la pandilla 18 de Cuscatlán


Por: ; octubre 3, 2017

Cojutepeque, Cuscatlán.  Fiscales de la Unidad de Vida de la oficina de Cojutepeque, lograron que 59 integrantes de un grupo de la pandilla 18, entre ellos, tres agentes de la Policía Nacional Civil y un soldado, que operaban en diferentes municipios del departamento de Cuscatlán, permanezcan en prisión por los delitos de Homicidio y Organizaciones Terroristas.

Los imputados enfrentaron ayer la Audiencia de Imposición de Medidas en el Juzgado Especializado de Instrucción “A” de San Salvador, que con base a las pruebas indiciarias de la existencia de los delitos y de la participación de los imputados les decretó Instrucción Formal con Detención Provisional.

Del total de los incriminados, 48 fueron capturados la semana pasada con órdenes administrativas giradas por la oficina Fiscal de Cojutepeque, en coordinación con la Policía Nacional Civil, en el cantón Ojo de Agua, de la cabecera departamental, y en los municipios de Monte San Juan, San Rafael Cedros y El Carmen, todos de Cuscatlán; mientras que los 11 restantes fueron intimados en bartolinas y diferentes penales del país.

Los otros 48 implicados en la estructura de la pandilla tienen calidad de ausentes y el Juzgado señalará una nueva audiencia, para ellos.

Uno de los agentes policiales, Marvin Pérez Juárez, es procesado penalmente por el crimen de Ovidio Aguillón, perpetrado el 6 de diciembre de 2015, en el Caserío Tierra Blanca, del Cantón Ojo de Agua; además del delito de Organizaciones Terroristas.

Mientras, que los otros dos agentes de la corporación policial, Kenny Yosamir Vásquez Zavaleta y Aristides Josué Romero Reyes, responderán por el delito de Organizaciones Terroristas, por colaborar con la pandilla.

También, el soldado, Fray Manuel Pérez, de la Fuerza Armada de El Salvador, dará cuenta por el mismo delito.

Varios de los imputados, también serán procesados por el homicidio de Juan Antonio Hernández, que perdió la vida el 21 de julio de 2014, en el cantón Ojo de Agua.